Los viernes chiste: La pareja de logroñeses que no conseguía tener hijos

“Cuando uno es incapaz de reirse de si mismo, ha llegado el momento de que los otros se rían de él”. Thomas Szasza

cuatro.gif_thumbnail0

La pareja de logroñeses que no conseguía tener hijos

Una pareja de superenamorados, superreciencasados, superhijos de papa de la superurbanización “Las Acedas”, divinos de la muerte ambos dos, deciden tener descendencia, porque queda super fashion, pero resulta que por más que lo intentan, nada de nada.

Al cabo de un año de intentos y más intentos, en Logroño, París, Tahiti, Londres, Bora-Bora, Pernambuco, Sebastopol y todas partes, al ver que todos fueron en vano, y preocupados con el tema, deciden investigar vía Internet, desde el despacho de abogados de papá en Logroño, si en algún lugar del mundo hay alguien que, a cualquier precio, pudiera hacer por fin ver realizado su sueño.

Resulta que encuentran un “Güeb sait” donde un médico de los LLUESEI (EEUU) dice que tiene un método maravilloso, aunque supercaro y reservado parejas con alto poder adquisitivo, dispuestas a pagarse el viaje a NIULLORC (New York), consulta aparte. Resulta que ni Borja ni Paulina hablan inglés, y además,el Doctor tampoco habla español (falta de cultura, oiga).

Así que por señas consiguen entender que lo que el médico quiere es verlos en acción. La pareja, un poco superaturdida y superavergonzada, lo consulta antes por el móvil con papá y decide (bueno, decide el padre, que para eso es el que ha estudiado y tiene la pasta, y además les ha pagado el viaje y la consulta, aparte) que no hay más remedio, ya que están allí, de hacer caso.

Se ponen a ello con todo su brío, y el doctoreishon se queda allí, mirando,
observando atentamente, desde cada ángulo, cada posición, arriba, abajo,
derecha, izquierda…. hasta que por fin dice “STOP” (eso se entiende en
cualquier lengua, por lo de la señal de tráfico).

Se sienta en su mesa con aire interesante, y extiende la receta sin mediar
palabra (¿para qué?) Supermegacontentos vuelven ellos para su ciudad natal y van corriendo a la farmacia de guardia nada más llegar, para pedir su
receta:

– Buenas noches….
– Buenaaass
– ¿tiene usted Triteoterol?
– ¿¿¿¿Cómo dice????
– Sí, TRI-TE-O-TER-OL
– Triteoterol, Triteoterol… no me suena a nada.
– Oiga, se lo juro, que venimos ahora mismo de los ESTAOS UNIOS y nos lo ha recetado un superdoctor…

La mano del farmacéutico sale del agujerito de “guardia” y les pide ver la
receta. Perplejo, el farmacéutico les dice…

– creo que habéis leído mal….Aquí pone….
TRY THE OTHER HOLE!!!!!! (PRUEBA EL OTRO AGUJERO).

Esta entrada fue publicada en La Rioja, Los viernes chiste, Uncategorized y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a Los viernes chiste: La pareja de logroñeses que no conseguía tener hijos

  1. Pingback: Los viernes chiste: La pareja de logroñeses que no conseguía tener hijos — el ambigú del yoga – Derecho con Adela

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s