Novias en venta

Me imagino que muchos de vosotros ya conoceréis este caso, pero creo interesante compartirlo en el ambigú para aquellos que no lo conozcan, pues su difusión contribuye a mejorar este mundo que nos ha tocado vivir, tan maravilloso y esperpéntico a la vez.

Sonita Alizadeh ​es una rapera y defensora de los derechos humanos afgana, que se ha convertido en la voz contra los matrimonios forzados, en los que las hijas, desde corta edad, son vendidas por sus familias para casarse.

Nació en 1996 y creció en Herat, Afganistán, bajo las normas del régimen Talibán. Cuando tenía 10 años, su familia pensó venderla como novia, pero todo quedó truncado cuando parte de su familia decidieron huir a Irán como refugiados, donde se ganaba la vida limpiando baños mientras aprendía a leer y escribir por sus propios medios. En Irán descubrió su amor y dotes para la música, interesándose por la del rapero local Yas y la del norteamericano Eminent, aún sabiendo que en Irán, era ilegal que una mujer cantara en público.

Cuando tenía 16 años, su madre, que había regresado antes a Afganistán, la reclamó para que volviera, pues había concertado su venta en matrimonio, una costumbre esta de la venta de niñas muy extendida no sólo en Afganistán, sino en muchos países de Oriente Medio. Su madre negociaba sacar por ella 9.000 dólares para que su hijo mayor pudiera a su vez comprar una novia. Ella se negó pues no estaba de acuerdo con cumplir esa tradición y quería otra vida bien distinta.

Su caso llegó a oídos de Rokhsareh Ghaemmaghami una documentalista iraní ganadora del premio Sundance que le animó para grabar el vídeo de la canción «Novias a la venta», escrita por Sonita, que tuvo un gran éxito. Tras el éxito del video, la directora iraní, decidió pagar 2.000 dólares a la madre de Alizadeh para poder rodar con Sonita durante seis meses, el documental Sonita sobre su vida y experiencias vividas. Su caso, llegó a oídos de Strongheart Group, que tras interesarse en ella, le consiguió un permiso y una beca que cubre todos sus gastos, para estudiar en la academia Wasatch, en Utah, Estados Unidos, donde reside actualmente. J.L.Soba

«Novias en venta»

Déjame te susurro mis palabras

para que nadie oiga que hablo de la venta de niñas

Mi voz no debe ser escuchada porque es contra la Sharia islámica

Las mujeres deben mantenerse calladas porque es la tradición de la ciudad

Grito para compensar el silencio de toda una vida de una mujer

Grito en nombre de las heridas profundas en mi cuerpo

Grito por un cuerpo cansado en su jaula

Un cuerpo que se rompió bajo el precio que le pusiste

Tengo 15 años y soy de Herat

han venido algunos postores y estoy confundida

estoy perpleja por esta tradición y esta gente

venden niñas por dinero, no tienen derecho a elegir.

Ahora a mi padre le preocupa el costo de la vida

quien pague más se lleva a la niña

si hubiera sabido que contarías mis costos

si hubiera sabido que me contabas los bocados

habría regresado con hambre de la mesa

o habría comido tus sobras

como todas las otras chicas estoy enjaulada

soy vista como un cordero que criado para ser devorado

Repiten que es tiempo de venderme

yo también soy una persona, estos son mis ojos y mis oídos

¿Alguna vez has visto a un cordero quejarse por su muerte?

¿Alguna vez has visto a un cordero tan desesperado como estoy yo?

Por Dios que no puedo vivir lejos de tí

no puedo cambiarte con nada, no importa lo mucho que lo necesite

Pero tú.. ¿qué puedo decir?

sé que me diste la vida, ¿cómo puedo pagarte?

Déjame gritar, estoy cansada del silencio

quítame las manos de encima, me siento sofocada

no hablas conmigo desde hace tanto tiempo

que tengo que asegurarme constantemente de que siga viva

Sin voz, estoy llena de duda

si estoy muerta ¿cómo puedo sentir los latigazos?

esta es la tradición de tu ciudad de que las niñas se mantengan calladas

entonces dime ¿qué puedo hacer para probar que soy persona?

Quizá el escape y el suicidio sean terriblemente estúpidos

pero ¿qué puedo hacer si no tengo apoyo?

aunque me arranques todo el pelo

no haré nada para hacerte quedar mal

si venderme te hace feliz

intentaré mentir que todo va muy bien

espero que Dios mantenga tu sonrisa

y mi sonrisa la intercambiaré con tu dolor

Pero me gustaría que revisaras el Corán

me gustaría que supieras que dice que las mujeres no se venden

Espera, necesito algo de paz

déjame tranquila, estoy cansada del maquillaje

mi cara herida no sanará con el maquillaje

lo que tú me haces, no lo harían los infieles a los musulmanes

te juro que duele cuando no hay sentimientos

cuando estás en los brazos de un extraño

Seguir con mis versos me resulta difícil

tu felicidad es todo lo que quiero

pero veme y recuerda mi rostro

yo era la que estaba a lado de tu cama toda la noche

me voy, agradecida por toda tu gentileza

pero tengo miedo ¿quién se encargará de tí?

me voy pero en caso de que me eches de menos

dejaré a mi muñeca aquí para tí

No dejes que llore como yo

no la vendas, permite que sea un regalo para recordarme.

Sonita Alizadeh

Anuncio publicitario
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Novias en venta

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s