“El talento se cultiva en la soledad pero el carácter se forma en las tempestuosas oleadas del mundo”

Todos conocemos individuos que pueden transformar situaciones desesperadas en desafíos que superar, simplemente por la fuerza de su personalidad. Esta capacidad de perseverar a pesar de los obstáculos y retrocesos es la cualidad que la gente más admira en los demás y con justicia, porque es probablemente el rasgo más importante no solo para tener éxito en la vida sino también para disfrutarla. Mihály Csikszentmihalyi

“Bella estética de un árbol navarro”, fotografía J.L.Soba

“El talento se cultiva en la soledad pero el carácter se forma en las tempestuosas oleadas del mundo”

Mira las ramas de aquel roble en la cumbre; suben, bajan, luchan y se conmueven al empuje del vendaval.

Pero resisten apoyadas en el tronco sostenido por las escondidas raíces.

Un pajarillo se agarra fuertemente a una rama y una amapola inclina su encarnada cabecita al pié del roble protector.

A cada nuevo arrebato del viento, el árbol hunde más sus raíces.

La fuerza del viento impotente decae finalmente y un rayo de sol viene a despedirse del noble vencedor.

El ruiseñor lanza de nuevo sus trinos y la ruborosa florecilla descansa una vez pasada la tempestad.

Tú eres el roble; el viento, la adversidad; las raíces, tu voluntad indomable; el ruiseñor, tu sonrisa; y la indefensa flor, los que dependen de ti, que quedarían sin amparo si TÚ fueras vencido.

Cuando ruja la tormenta, di: Oh, vientos adversos, no destrocéis mi nave. Os aprovecharé para impulsar las velas y llegar al puerto de mi destino.

Entusiásmate con el pensamiento de hacer frente a las tormentas de la vida y vencerlas.

Es lo más grandioso de este mundo. Si lo haces verás dinamizarse en plena lucha tus energías vitales que dormitaban latentes y serás capaz de hacer lo que antes te parecía imposible.

Tus potencias internas se fortalecerán, tu voluntad se volverá aguerrida y convertirás la adversidad presente en base de una futura prosperidad.

Y llegarás a ser lo que debe ser: Un campeón de la lucha por la vida.

Obtén la victoria en cada cosa que te propongan.

Uno de los secretos del triunfo consiste en tener el espíritu de la victoria, es decir, en no admitir el desaliento bajo ningún pretexto.

Salvador Iserte, del libro “Carácter y personalidad”.

Esta entrada fue publicada en Citas, Inteligencia emocional, Motivación, Reflexiones y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s