Los Viernes chiste: El chiste del Buho

En las playas de todos los mundos, se reúnen los niños. El cielo infinito se encalma
sobre sus cabezas; el agua, impaciente, se alborota. En las playas de todos los
mundos, los niños se reúnen, gritando y bailando. Hacen casitas de arena y juegan
con las conchas vacías. Su barco en una hoja seca que botan, sonriendo, en la vasta
profundidad. Los niños juegan en las playas de todos los mundos. No saben nadar, no
saben echar la red. Mientras el pescador de perlas se sumerje por ellas, y el mercader
navega en sus navíos, los niños cojen piedrecillas y vuelven a tirarlas. Ni buscan
tesoros ocultos, ni saben echar la red. El mar se alza, en una carcajada, y brilla pálida
la playa sonriente. Olas asesinas cantan a los niños baladas sin sentido, igual que una
madre que meciera a su hijo en la cuna. El mar juega con los niños, y, pálida, luce la
sonrisa de la playa. En las playas de todos los mundos, se reúnen los niños. Rueda la
tempestad por el cielo sin caminos, los barcos naufragan en el mar sin rutas, anda
suelta la muerte, y los niños juegan. En las playas de todos los mundos, se reúnen, en
una gran fiesta, todos los niños. Rabindranaz Tagore Ofrenda Lírica (Gitánjali) nº 60

El chiste del Buho

Este es un padre logroñés, que estaba paseando con su hijo por nuestra bella ciudad, y cuando atravesaban El Espolón, a la altura de la fuente del General Espartero, pasa a su lado una mujer, bellísima, impresionante, con unas curvas increíbles, vamos que estaba de muerte.

El padre, un viejo verde, se la queda mirado y le dice:

– Nena: ¡vaya culo!

El niño todo asustado le dice:

– Papá, ¿qué has dicho?

Y el padre todo cortado:

– Estooo…. Búho hijo, dije búho.

Continúan caminado y al  rato dice el hijo:

– ¿Papá?

– ¿Qué hijo mío?

– ¿Qué es un búho?

– Mira hijo, un búho es un ave garrapiñaz, de este tamaño aproximadamente. Cabeza redonda, ojos redondos, las orejas de punta y el pico curvado.

Al rato:

– ¿Papá?

– ¿Qué hijo mío?

– ¿Los búhos tienen búhas?

– Si hijo, los búhos tienen búhas.

– ¿Y cómo son las buhas, papá?

– Mira hijo, del mismo tamaño que los búhos. Cabeza redonda, ojos redondos, las orejas de punta y el pico curvado.

Al rato:

– ¿Papá?

– ¿Qué hijo mío??

– ¿Y los buhos y las buhas tienen buhitos?

– Si hijo mío, si, los buhos y las buhas tienen buhitos?

–  ¿y cómo son los buhitos papá?

– Mira hijo, más pequeños que los búhos. Cabeza redonda, ojos redondos, las orejas de punta y el pico curvado?

Al rato:

– ¿Papá?

– ¿Qué hijo mío??

– ¿También tienen buhitas los buhos y las buhas?

– Si hijo mío, los buhos y las buhas también tienen buhitas?

– y dime papa ¿cómo son las buhitas papá?

– Mira hijo…. del mismo tamaño que los buhitos? Cabeza redonda? ojos redondos? los orejas de punta y el pico curvado?

Al rato:

– ¿Papá?

– Mira hijooooo.. ¡CULO hijo, dije CULO ¿vale?!


En aquel tiempo presentaron a Jesús unos niños para que los tocara; pero los discípulos les reñían. Pero Jesús, al ver esto, se enfadó y les dijo: «Dejad que los niños vengan a mí, no se lo impidáis, porque de los que son como éstos es el Reino de Dios. Yo os aseguro: el que no reciba el Reino de Dios como niño, no entrará en él» Y abrazaba a los niños, y los bendecía poniendo las manos sobre ellos. Del santo Evangelio según san Marcos 10, 13-16

Esta entrada fue publicada en Inteligencia emocional, Los viernes chiste, Oraciones, Poesías, Reflexiones, Relatos y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s