Danza de la primavera

Una canción de primavera” (1913), de John William Waterhouse

Mi poema  “Danza de la primavera”, es un homenaje al esfuerzo de la tierra, a la explosión de colores, y a la vida que nos pide el espejo de la naturaleza.  Maria del Mar Bonet

Danza de la primavera

Febrero me ha traído una carta muy precisa:
ordena que las lilas crezcan entre mis dedos
y, que en el corazón, me crezca una palmera.
¡Qué exigente viene la primavera!

Qué exigente viene la primavera,
y mi corazón, en cambio, tan enfermizo,
tengo miedo a sus llamas, miedo a quemarme
(pero soy prisionera de su hechizo).

Pero soy prisionera de su hechizo,
me obliga a abrir mis ramas, bailar con ella,
con su viento peinarme la cabellera,
y cantar a las lunas de sus noches.

Y cantar a las lunas de sus noches,
cantar el colorido rojo de otoño,
cantar el silencio de la nueva nieve,
y cantar, si regresa, el doloroso amor.

Y cantar, si regresa, el doloroso amor,
y nacer poco a poco en el intento,
y crecer poco a poco cada entretiempo,
y volar al viento y las nuevas semillas.

Volar al viento y las nuevas semillas;
y caer donde me lleve el viento:
¿Tal vez en las entrañas de una vieja tierra,
o crecer en el fondo del mar?

Febrero me ha traído una carta muy precisa:
ordena que las lilas crezcan entre mis dedos
y, que en el corazón, me crezca una palmera.
¡Qué exigente viene la primavera!

Maria del Mar Bonet

Esta entrada fue publicada en Citas, Inteligencia emocional, Letras de canciones, Madre Tierra, Motivación, Poesías, Reflexiones, Video y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s