“En mi hambre mando yo”

“Cada cultura ha tenido su referente. Los griegos, el hombre; la Edad Media, Dios; ahora, el dinero. Para mí el referente es la vida. Hemos recibido una vida y vamos a vivirla hasta el final. Pero para eso necesitamos la libertad, para que esa vida sea la nuestra y no la que nos mandan tener”. Y añadió: “La libertad es como una cometa. Vuela porque está atada. Sin cuerda no vuela, y esa cuerda que facilita el vuelo pero se resiste al viento es la fórmula clásica de la revolución francesa: libertad, igualdad y fraternidad. En 2000 años hemos progresado técnicamente pero seguimos aislados en tribus, salvajes, matándonos unos a otros”.

José Luis Sampedro, charla dada a los 94 años, el 12 de Octubre de 2011 en la Fundación Juan March de Madrid.

“En mi hambre mando yo”

Hoy he recibido por wassat, de Mercedes, amiga y profesora de yoga, un vídeo que ya conocía de una entrevista a José Luis Sampedro, uno de los mejores filósofos y humanistas que ha dado este país, grabado cuando su vida daba los últimos coletazos, en el nos brinda unas reflexiones sobre la vida, la autoestima, el poder y la debilidad, que creo digno de compartir en el blog, aunque sé que muchos ya lo conocéis, creo que en estos momentos de restricciones voluntarias e involuntarias que vivimos, nunca viene mal volver a escuchar a un genio y lo que nos tiene que decir, que a buen seguro nos servirá.

Sampedro nos dice en él, que “gobernar a base de miedo es eficacísimo, porque si usted amenaza a la gente con degollarla y luego les azota, la gente dice aliviada: ‘bueno, por lo menos’ y afirma algo que es tan grave, como aquello de virgencita que me quede como estoy”.

“El miedo es mucho más fuerte, casi desgraciadamente, que el altruismo, que el amor y que la bondad. Se empieza por asustar muchísimo a la gente, luego les castigan un poco menos y dicen: ‘ay, menos mal, no nos han fusilado, ¡qué bien’. Ese es el miedo, que nos lo están dando todos los días los periódicos y la televisión y todo…”

“Si somos libres de pensar, es más libre un librepensador en un calabozo que el guardia que lo custodia, porque el guardia está defendiendo lo que no es suyo y fastidiando al que es suyo. Y no es libre el guardia, no es libre, el que es libre es el de dentro”

Terminó Sampedro la entrevista contando una anécdota contada por Salvador de Madariaga en su libro “España”, historia que se refiere a los años de la II República, en las vísperas de las elecciones de 1935 en un pueblo de Andalucía.

El señorito, para comprar los votos de los jornaleros desempleados, mandó a uno de sus mayorales a la plaza de la localidad a darles instrucciones para votar al candidato recomendado por el cacique, al mismo tiempo que daba a los que no tenían trabajo uno o dos duros, hasta que se tropezó con uno en concreto, que le tiró las monedas al suelo y le dijo al enviado del señorito: “en mi hambre mando yo”.

Sobre esta historia, reflexiona Sampedro: ¿qué se le puede decir a un hombre que no tiene nada?. “Pues muy sencillo, que sea consciente, que tenga libertad interior y que se apruebe ante sí mismo”, con honradez y con dignidad. No hay nada como ser y sentirse libre.

Esta entrada fue publicada en Actualidad, Citas, Inteligencia emocional, Mis cosas, Motivación y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s