«La Noche Oscura del Alma»

«Se necesita mucho coraje para liberar lo conocido y aparentemente seguro, para abrazar lo nuevo. Pero no hay seguridad real en lo que ya no tiene sentido. Hay más seguridad en la vida aventurera y emocionante, ya que en el movimiento hay vida, y en el cambio hay poder».  Alan Cohen.

noche-oscura-del-alma4

«La Noche Oscura del Alma»

Cuando al principio yo me establecí en mi camino de despertar, sentí como si todo mi mundo estaba cayendo. Muchas de las cosas a las cuales había dedicado mi tiempo, atención, y energía repentinamente se volvieron insignificantes. Puede ser muy sorprendente e inquietante descubrir que los valores por los cuales viviste ya no parecen reales. Ya no encontré la misma satisfacción o comunicación con los amigos con los que acostumbraba a pasar el tiempo. Me pregunté por qué yo estaba haciendo la clase de trabajo que hacía. Las ocupaciones sociales que antiguamente me habían traído placer ya no eran eso para mí. Sentí que la mayoría de las metas que había dibujado ya no eran dignas de mi atención. Todo mi sentido de propósito había cambiado. Tuve un breve sabor de algo más y mejor, pero no sabía cómo hacerlo un elemento duradero en mi vida. Me sentí perdido a veces incluso como si estuviera volviéndome loco. Fue una oscura noche del alma.

Si estás pasando a través de tal noche, o incluso lo has hecho, consuélate en saber que tal vacío es una muy importante, útil y necesaria parte del viaje. Cuando siembras un jardín, la tierra tiene que ser labrada, revuelta, y alisada antes de que las nuevas semillas puedan crecer; de otra manera las viejas malezas sobrepasarán el almácigo. De la misma manera, antes que una nueva y brillante construcción pueda ser levantada, la vieja, malgastada e inútil estructura tiene que ser despejada. Tenemos que hacer espacio para que algo nuevo y mejor entre en nuestras vidas. Mientras puede parecer que estamos fuera de control o sujetos a fuerzas más grandes que nosotros mismos, es importante recordar que hay sabiduría en los acontecimientos que atraemos hacia nosotros».

Alan Cohen

Esta entrada fue publicada en Inteligencia emocional, Motivación, Reflexiones y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s