Los tres hombres ricos

“No me juzgues hasta que no me comprendas. No puedes comprenderme si ya me has juzgado.” Orson Scott Card.

Camello al atardecer en Jaisalmer. Foto de Divs Sejpal

Camello al atardecer en Jaisalmer. Foto de Divs Sejpal

Los tres hombres ricos

En un lejano país hubo una vez una época de gran pobreza, donde sólo algunos ricos podían vivir sin problemas. Las caravanas de tres de aquellos ricos coincidieron durante un viaje y, juntas, llegaron a una aldea donde la pobreza era extrema. Era tal su situación, que provocó distintas reacciones a cada uno de ellos, y todas muy intensas.

El primer rico no pudo soportar ver aquello, así que tomó todo el oro y las joyas que llevaba en sus carros, que eran muchas, y los repartió entre las gentes del campo. A todos ellos les deseó la mejor de las suertes y partió.

El segundo rico, al ver su desesperada situación, paró con todos sus sirvientes, y quedándose con lo justo para llegar a su destino, entregó a aquellos hombres toda su comida y bebida, pues veía que el dinero de poco les serviría. Se aseguró de que cada uno recibiera su parte y tuviera comida para cierto tiempo, y se despidió.

El tercero, al ver aquella pobreza, aceleró y pasó de largo, sin siquiera detenerse. Los otros ricos, mientras iban juntos por el camino, comentaban su poca decencia y su falta de solidaridad. Menos mal que allí habían estado ellos para ayudar a aquellos pobres…

Pero, tres días después, se cruzaron con el tercer rico, que viajaba ahora en la dirección opuesta. Seguía caminando rápido, pero sus carros habían cambiado el oro y las mercancías por aperos de labranza, herramientas y bolsas de distintas semillas y grano, y se dirigía a ayudar a luchar a la aldea contra la pobreza.

Cuento de origen Anónimo

Esta entrada fue publicada en Cuentos, Inteligencia emocional, Reflexiones, Relatos y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Los tres hombres ricos

  1. Mercedes Ruiz dijo:

    Hermosisímo relato, donde queda claramente manifiesto que dar lo que te sobra es casi una falta de respeto. Lo importante es ser el CANAL por el que un hermano saldrá adelante…también será un honor para quien ayuda.🙏

    Enviado desde mi iPad

  2. Gracias Mercedes, por tus siempre acertadas palabras.
    Namasté

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s