Vive: poema terrenal.

xAlegoría de las tres edades de la vida (1512), cuadro de Tiziano, Galería Nacional de Escocia, Edimburgo

Alegoría de las tres edades de la vida (1512), cuadro de Tiziano, Galería Nacional de Escocia, Edimburgo.

Vive: poema terrenal.

Hay muchas cosas que la vida quiere darte, recíbelas y no tengas miedo. Si no aparecen tan fácilmente, búscalas. Si aparecen ante ti dos veces, no lo dudes y tómalas, es difícil que regresen una tercera vez.

Disfruta más la vida, que es tuya y es una, no se repite, no hay segundos chances; es rara la vez. Alza tu mirada y ve las cosas desde una visión más amplia y extensa, abre los ojos y observa bien. Escucha lo que el aire intenta de decirte. Si sueñas con una persona y despierto la recuerdas, búscala.

Habla y te escucharán. Si tus labios dejan hablar a tu alma, tu alma encontrará a su alma gemela. Conoce lo que no has visto y lo que no has vivido, sé consciente y ten cuidado pero ábrete y conoce las diversidades de la vida, los distintos mundos del planeta, los diferentes pensamientos de la mente.

Sigue a tu corazón, siente el amor, encuéntralo. Recibe el amor si es verdadero. Sabrás que es verdadero porque tu corazón te lo dirá y con tu propio amor lo sentirás.

Cree en la magia y verás como aparece la vida plena. Vive la magia y sé testigo de cómo sé transforma en tu realidad. Cree en la magia y vuela en el mundo con tus sueños. Cree en los sueños y despertarás soñando, cree en los sueños y vivirás en uno.

Piensa en los demás pero nunca te menosprecies ni desconsideres junto a ellos. Haz el bien y recibirás el bien. Da tu amistad y tendrás verdaderos amigos. Grita la felicidad y contagiarás a los demás. Comparte tu tristeza y siente el consuelo.

Mira las estrellas, admíralas y serás una. Respira profundo con la mente en blanco. En negro. Respira y deja entrar la tranquilidad a tu vida, a tu cuerpo.

No actúes, porque cuando cae el telón acaba la función y a veces no da tiempo de que comience la vida. Sé tú frente a todo el mundo y el mundo será tuyo.

Mira a tu alrededor y verás que eres único pero igual a los demás, date cuenta de cuánto amor falta pero siente más todo el amor que existe. Mira hacia el Sol y date cuenta que la oscuridad es sólo parte de la luz.

Piensa en tu vida entera y compara con ella los problemas que has vivido, si piensas que la vida ha valido la pena, sigue adelante, si piensas que los problemas han sido demasiados, sigue adelante hasta que la vida los supere, hasta que haya más de bueno que de malo. Todavía tienes mucho que ver y que sentir. Mucha alegría, mucha magia, mucho amor. Pide ayuda y la recibirás.

No confíes en personas que critican o hablan mal de otros a sus espaldas, porque cuando te des la vuelta hablarán de ti. No seas cómplice de la humillación, del dolor, del sufrimiento, del mal. Respeta y te respetarán. Confía en quien debas confiar y deja que confíen en ti. Procura en momentos la soledad para que ningún pensamiento ajeno a ti influencie tu realidad y tu sentir.

Vive la vida, cuídala. Aprovéchala y siéntela, disfrùtala y compártela, nada más así la amarás. Despierta y sé sujeto de las sorpresas de la vida. Despierta y vive.

A Dios.

Francisco J. Koloffón, de su novela “ El astronauta terrestre” (2005).

Esta entrada fue publicada en Inteligencia emocional, Motivación, Poesías, Reflexiones, Relatos, Uncategorized y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s