Cultivar la mente

“Siempre me ha parecido que el teósofo que no es librepensador y rebelde, como lo fue siempre la Maestra H.P. Blavatsky, sólo es teósofo a medias, cuando no un hipócrita más de los que a través de la Historia han ido dando al traste o volviendo exactamente del revés las divinas enseñanzas de los grandes Iniciados: Melchisedec, Rama, Krishna, Hermes, Orfeo, Buddha, Apolonio, Jesús, Mahoma y tantos otros”. Mario Roso de Luna

Exploro los antiguos mitos de los libros iluminados de los maestros de la edad media Agathe-pitieSoy el sol, niños del sol serie, 2018

“Soy el sol”, de la serie “Niños del sol”(2018), de la artista francesa exploradora de los los antiguos mitos de los libros iluminados de los maestros de la edad media, Agathe Pitie.

Cultivar la mente

Es indispensable cultivar la mente. Si no lo hacen no lograrán gran cosa.

No lograrán ser maestros de las circunstancias, no lograrán dominar las leyes de la naturaleza, no lograrán vivir según su voluntad y su ideal. Demasiada gente en este mundo prefiere vivir como animales sin cultivar el mental, vivir automáticamente como animales según sus deseos e instintos.

Es propio de mentes débiles procurar creer que todas las buenas cosas de la vida les van a llegar por golpe de suerte, como por encanto, o por obra de magia o a causa de la Bondad Divina, o bien por intervención de entidades astrales o fuerzas del mundo invisible. Conviene estudiar esto bien porque ni Dios ni ninguna entidad o fuerza de los planos invisibles pueden ayudarnos por encima de nuestra capacidad de conciencia.

Ninguna potencia extraña fuera de nosotros puede darnos más de lo que tenemos ya, más de lo que somos en conciencia, o más de lo que somos capaces de producir en conciencia, mentalmente y espiritualmente. Cada individuo, cada uno de nosotros, constituye de hecho y representa la medida de sus posibilidades según sus propios esfuerzos de conciencia.

En otras palabras, ni Dios en persona, ningún espíritu superior, ninguna entidad invisible, ninguna fuerza elemental de los cultos mágicos conocidos, pueden darnos más de lo que nosotros mismos somos capaces de darnos. La vida es esfuerzo, energía en acción y no favores de entidades invisibles o de alguna divinidad. Debemos Cultivar la Mente para precisamente utilizar nuestras propias fuerzas internas y desarrollar facultades o virtudes que aumentarán progresivamente la capacidad del mecanismo o de la función de la conciencia. Así que no busquemos afuera lo que tenemos por dentro de sobra. Si seguimos esta lección no caeremos en errores más adelante.

Mario Roso de Luna

Mario Roso de Luna,  (Logrosán, 15 de marzo de 1872-Madrid, 8 de noviembre de 1931) fue un abogado, teósofo, astrónomo y escritor español, conocido como “el Mago Rojo de Logrosán”, y al que le gustaba definirse como “teósofo y ateneísta”, de hecho fue miembro del Ateneo de Madrid, donde trató a figuras importantes de la época, como Unamuno o Valle-Inclán.

Pero Roso de Luna, además de ser astrónomo, periodista, escritor y teósofo español, realizó una incansable labor divulgativa, gracias sobre todo a la publicación de sus obras donde aplicaba la doctrina teosófica a múltiples campos, como fue la musicología, la sexología, el totalitarismo, los mitos precolombinos, e incluso, el folclore español.

Ese llamativo interés por la teosofía, le surgió gracias al contacto personal que mantuvo en 1902 con la Sociedad Teosófica, a la que pertenecería tiempo después. Sin embargo, Roso no lo tuvo nada fácil, sino todo lo contrario. Fue silenciado y marginado, y a pesar de poseer una inteligencia sublime, siempre fue criticado dado su carácter de libre pensador.

Esta entrada fue publicada en Historia, Inteligencia emocional, Motivación, Reflexiones, Yoga y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Cultivar la mente

  1. chicobonanza dijo:

    Increíble! Justo ayer estaba escribiendo sobre exactamente esto : “no busquemos afuera lo que tenemos por dentro de sobra.” Gracias por compartir

  2. Ya sabes compañero que las casualidades no existen. Un placer siempre, Namasté.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s