Goza Hoy

No dejes de dar pinceladas de cielo, a tus días nublados… Porque es poco el tiempo que te dan para después de la tormenta ver salir el “arcoiris.”

Zenaida Bacardí de Argamasilla

Alegoría de la Felicidad de Agnolo Bronzino. 1564.

Alegoría de la Felicidad (1564), de Agnolo Bronzino. Galleria de los Uffizi, Florencia.

Goza Hoy

Goza hoy su palabra, su mirada, su mano, su
juventud; goza hoy, antes de que se termine el
día, se esconda el sol, se te marchite la piel, se
te duerman las rosas y se te aquiete el corazón.

Goza hoy que tu mente tiene prisa, tu cuerpo
vibración, tus ojos espacio, tu imaginación alas,
tus estrellas impaciencia de infinito.

Goza hoy que el viento te canta, el pájaro se
te para en la rama, las ilusiones te revolotean
despertándote a la vida.

Goza hoy que te hierve la sangre, que la acti-
vidad te está moviendo, que la imaginación está
creando… y el amor con alas gigantescas te in-
cita a volar.

Hoy que llevas plumas nuevas, años frescos,
tiempo sin estrenar… que andas de descubridor
entre hallazgos, asombros y sorpresas. Goza tu
edad y tu momento, que siempre hay un espa-
cio fijado para lágrimas y el dolor.

Goza hoy que tienes la corola cerrada, las
penas sin llorar, el impulso incontenible y el
puente para pasar a la vida que te seduce y te
tienta. Hoy, que no temes al futuro, ni te asusta
lo que vendrá.

Hoy que abrazas la vida como si la contuvie-
ras entera y todos los caminos llevaran el ger-
men de tu realización. Hoy, que te parece fácil
abrir todas las puertas y desandar todas las am-
biciones.

Goza hoy, para que fabriques los años del
mañana, y vayas llenando el joyero sin olvido que
tiene cada vida, y cuando lleguen a la vejez y la
nostalgia, haya perlas que sacar para hacerte
sonreír.

Goza hoy que es tu momento de soñar. Goza
ahora, porque todo tiene su oportunidad, y lo que
hoy se te ofrece, mañana se te niega. Goza hoy,
porque lo que se pierde no se recupera. Goza
hoy, y vive después cuando un solo ideal te
consuma la vida.

Goza hoy de todo lo que piensas hacer y la
altura a que piensas llegar. Goza tus planes y
tus metas.

Si de todo ese mundo algo se te da, eres un
hombre de éxito.

Si logras realizar, concretar y ser fuerte en un
solo punto del camino, ya puedes decir que eres
un privilegiado.

Si te abrazas a una sola estrella, y atinas a
elegir la que te llene la vida, eres un escogido.

Goza hoy, y ¡Dios estará obrando en ti.

Zenaida Bacardí de Argamasilla, en su libro “Ramillete de Estrellas”

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Poesías, Reflexiones y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s