Los viernes chiste: Corte de pelo a medida

No estoy despeinada, es que mi cabello tiene libertad de expresión. Mafalda

1517218702423

Corte de pelo a medida

José Luis, un riojano de Torrecilla, con una forma de tomarse la vida muy peculiar, se bajó a vivir a la capital. Una de las primeras cosas que hizo al bajar a Logroño, fue cortarse el pelo en la Peluquería «Jesús», de la que le habían hablado en el pueblo. A los pocos meses, entró sonriendo en la misma peluquería y le dijo a Jesús el peluquero:
– Buenas tardes Jesús, quiero que me hagas un corte de pelo de la siguiente forma: del lado derecho, me dejas el pelo a la mitad de la oreja, del lado izquierdo, me lo recortas bastante para que se me vea la oreja completa, en la nuca, me haces varias entradas, en la parte de arriba, me cortas mucho pelo para que se me note bien el cuero cabelludo y en la parte de la frente, me dejas un mechón de cabello que me llegue hasta la nariz, lo suficientemente largo como para que me pueda hacer unas bonitas trenzas. Jesús, el peluquero, anonadado por lo que acababa de escuchar, le dijo a José Luis:
– Ése es un corte de pelo muy raro. ¡Es imposible! No te lo puedo hacer.
-¿Cómo que no? ¡Si eso es lo que me hiciste la otra vez que vine aquí!

Esta entrada fue publicada en La Rioja, Los viernes chiste y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Los viernes chiste: Corte de pelo a medida

  1. La vida está llena de estas peculiaridades.
    Namasté

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s