El poeta maldito

Badr Shakir al Sayyab (Jaykur, cerca de Basora el 24 de diciembre de 1926 – Kuwait 24 de diciembre de 1964) Poeta iraquí considerado el gran renovador de la poesía árabe y uno de los poetas árabes más influyentes de todos los tiempos. Sus obras han sido traducidas en más de 10 idiomas. Comparto este poema suyo en homenaje a Charles Baudelaire, uno de mis poetas favoritos, quien tras la publicación de Las flores del mal, en 1857, fue procesado por considerar esta obra ofensas a la moral pública y las buenas costumbres.​ Ante tales acusaciones Baudelaire respondió:

Todos los imbéciles de la burguesía que pronuncian las palabras inmoralidad, moralidad en el arte y demás tonterías me recuerdan a Louise Villedieu, una puta de a cinco francos, que una vez me acompañó al Louvre donde ella nunca había estado y empezó a sonrojarse y a taparse la cara. Tirándome a cada momento de la manga, me preguntaba ante las estatuas y cuadros inmortales cómo podían exhibirse públicamente semejantes indecencias.

Charles_Baudelaire_1855_fotografía de Nadar.

Charles Baudelaire (1855) fotografía de Nadar.

El poeta maldito
«a Charles Baudelaire»

Llevas a la lucha tu espada oxidada,
se agita en una mano que casi abrasa al cielo
por su sangre inflamada e iluminada,
queriendo desgarrar al aire.
Reúnes a las mujeres
en una mujer cuyos labios son sangre sobre hielo
y su cuerpo engañoso y necio
es una víbora caminando, almohada sobre el lecho…
No quieres
abrir los tragaluces para que entre la luz,
para no sentir que es vida.
Oriente alza ante tus ojos los velos,
casi abrazas la belleza junto al trono de Dios,
casi la ves
relucir en una nube de fragancia y luz.
La ves en el pezón de un seno que enciende las estrellas
con su rojez…
La muestras saliendo
de una tumba, la arrastra la nube de humo,
a su sombra pobre fugitiva duerme
un príncipe rodeado de copas y esclavas,
su grandiosa morada en ruinas
es una de las islas del coral,
mar que purifica a Lesbos con salobre.
Tu espíritu lo bebe desde el eco al abismo
cual si Safo te heredara un fuego en las venas,
y tú no abrazaras sino tu eterno sueño
como quien abraza su espectro asomado a un cristal.
¡Fuego de Narciso, Tántalo y los frutos!
Se diría que la indolente y lánguida África
(sus ríos caudaloros, los atabales,
sus espesos bosques de sombras y lluvia,
su húmeda sequía… la luna)
se envolviera en una mujer que perdió el honor,
y mamaras de ella veneno y llamas,
y sobre ella gotearas tu extraña pócima…
Se diría que desde la nube de humo y noche
te alzaras, entre un mundo que tensan los latidos del oro
y un mundo de imaginación y pensamientos,
desde un muro de embriaguez,
tras su sombra te acurrucas sin que te hiera la humanidad.
Entré por tu pecaminoso libro
al huerto de la sangre que arde con las flores,
bebí el néctar de sus letras,
senos de una loba en las estepas,
su leche es furia
y su sombra fecundidad.
Me sumergí, las olas me golpeaban
arrojándome de una orilla a otra vieja orilla.
Llevé desde su abismo la madreperla del castigo
te la llevo a ti.
¡Tiéndeme las manos!
¡Aparta las rocas y la tierra!

Badr Shakir al-Sayyab

de su libro «El templo sumergido» (1962), versión de Carolina Fraile.

 

Esta entrada fue publicada en Poesías y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a El poeta maldito

  1. Lia dijo:

    1.Si toda pregunta tiene su respuesta. ¿Cuál era la pregunta? ¿Quién pregunta?
    2.¿Qué existe en el mundo intermedio entre las preguntas y respuestas?
    3¿.La capacidad de preguntar es infinita?
    4.Existen infinitas, convenientes e inconvenientes respuestas.
    5.La respuesta es como el humo.
    6.Poseo un cúmulo de respuestas y preguntas.
    7.No soy ni mis preguntas, ni mis respuestas.
    8.¿Quién necesita asegurar y confirmar las preguntas y respuestas?
    9.¿Quién sirve a quién?
    10.Solo se piensan los pensamientos. ¡Colisión de mundos imaginarios!
    11.¿Qué era despertar?
    12.¿Qué era dormir?
    13.La frontera es una delgada y fina línea.
    14.¿Cuál era la pregunta?
    15.Unir dos puntos con una recta.¿Const
    16.¿Qué es la recta?
    17.Un beso siempre dice la verdad. ¿El silencio sagrado?
    18.¿Qué es la verdad?
    19.¡Vendo preguntas y respuestas!
    20.Una mirada siempre dice la verdad.
    21.El amor es una palabra como la palabra piedra.
    22.Preguntas y respuestas se construyen con palabras.
    23.¡Vendo palabras!
    22.Ad infinitum. Lo que se crea en el origen está en el fin.
    Entonces…¿Cuál era la pregunta?

  2. Elia dijo:

    ¡Espléndido! Las pálabras tienen peso y eso asusta a algunos.

  3. Gracias por colaborar.
    Namasté

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s