Nuestro miedo más profundo

Traigo hoy al “ambigú”Nuestro miedo más profundo”, un motivador poema frecuentemente atribuido a Nelson Mandela, pero que en realidad fue escrito por la norteamericana Marianne Williamson en su primer libro “Volver al Amor”, publicado en el año 1992 y leído por Nelson Mandela en su discurso de investidura como Presidente de Sudáfrica en 1994.
En este poema, de una forma clara y concisa se nos habla de autoestima, de compartir con los demás todo aquello que nos llena y de lo que nos sentimos orgullosos, para que otros se puedan aprovechar de nuestra experiencia y ayudar al crecimiento de los demás. J.L.Soba

Edgar Noé Mendoza Mancillas (Durango México)

Cuadro surrealista del mejicano Edgar Noé Mendoza Mancillas.

Nuestro miedo más profundo”

 Nuestro miedo más profundo no es que seamos inadecuados.
Nuestro miedo más profundo es que somos poderosos sin límite.
Es nuestra luz, no la oscuridad lo que más nos asusta.
Nos preguntamos: ¿quién soy yo para ser brillante, precioso, talentoso y fabuloso?

En realidad, ¿quién eres tú para no serlo?
Eres hijo del universo.
El hecho de jugar a ser pequeño no sirve al mundo.
No hay nada iluminador en encogerte para que otras personas cerca de ti no se sientan inseguras.
Nacemos para hacer manifiesto la gloria del universo que está dentro de nosotros.
No solamente algunos de nosotros: Está dentro de todos y cada uno.
Y mientras dejamos lucir nuestra propia luz, inconscientemente damos permiso a otras personas para hacer lo mismo.
Y al liberarnos de nuestro miedo, nuestra presencia automáticamente libera a los demás.”

Marianne Williamson, en su libro Volver al Amor (1992).

 

A continuación comparto varios fragmentos también de Marianne Williamson, sacados de  su libro “El don del cambio”(2004) y que considero dignos para reflexionar sobre ellos.

 “Es justamente cuando nos enfrentamos con la oscuridad y la miramos directamente a los ojos—en nosotros mismos y en el mundo—cuando comenzamos a ver por fin la luz.” 

   “Es sorprendente con cuanto positivismo responden los demás cuando se sienten respetados por su forma de pensar y sus sentimientos. Aprender a tener ese respeto—y a demostrarlo de verdad—es clave para el poder de un hacedor de milagros.”

 “Un problema no es necesariamente algo malo. Si se está presentando, es parte de un currículo divino diseñado como una oportunidad de aprendizaje para todos los involucrados.” 

 “Cuando nuestras mentes se rinden al amor, se rinden a un poder superior. Y de allí, provienen los milagros.” 

 “El único fracaso verdadero es no ser capaces de crecer como resultado de nuestras experiencias.” 

 “Estamos aquí para ser parte de una subversión gloriosa contra las formas de pensamiento basadas en el miedo que dominan el mundo.” 

 “Ése es el significado de toda situación: no lo que nos pasa, sino lo que hacemos con lo que nos pasa y en quién decidimos convertirnos como resultado de lo que nos sucede. El único fracaso verdadero es no ser capaces de crecer como resultado de nuestras experiencias.” 

Esta entrada fue publicada en Inteligencia emocional, Poesías, Reflexiones y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s