No trabaje, viva

 

Hoy traigo una reflexión de Luis Ernesto Espinoza, Chamalú , nacido el 6 de septiembre de 1959 en  Cochabamba, Bolivia. Es un líder espiritual, escritor y conferenciante, conocido como el Místico de los Andes. Fomenta el método Iveshama, una filosofía para vivir con felicidad y salud, que aplica la sabiduría ancestral de sus antepasados indios incas.
Su doctrina, el Chamanismo, según el autor, es “convertir la vida en una ceremonia, la naturaleza en un altar y el amor en una religión”.
Es defensor de la naturaleza y un riguroso crítico del actual estilo de vida consumista.
Hay viajado por todo el mundo difundiendo sus enseñanzas y forma de pensar.
Ha publicado más de 55 libros, entre ellos Me declaro vivo, El despertar de la Guerrera, Sabiduría Olvidada, El Guerrero de los Andes, Cartas a Wayra y otros.

¿Cómo-disfrutar-más-de-mi-trabajo1-606x350

No trabaje, viva

Nadie nació para pasarse la vida trabajando. Ocurre que en esta sociedad, se hace culto al trabajo, una sospechosa manera de eludir la responsabilidad de dar sentido a la vida. El trabajo tiene buena prensa, el ocio mala fama, sin embargo para reflexionar y darnos cuenta de lo que significa la vida y sus misterios, es necesario tiempo e inactividad. La gente que no tiene tiempo para repensarse, termina malogrando su vida.

No se trata de no trabajar, este articulo no es una apología del ocio, se trata por el contrario, de redefinir el trabajo, el descanso, el placer y las prioridades en la vida y descubrir un conjunto de mentiras aceptadas como verdades que contribuyen a que gran parte de personas, desperdicien sus vidas, corriendo toda su vida tras objetivos engañosos que al alcanzarlos, se traducen en el mejor de los casos, en una vida llena por fuera, pero vacía por dentro.

Es recomendable reflexionar lo que estamos trabajando quizá nos esté yendo bien, pero podríamos estar luchando en una trinchera equivocada. El trabajo solo es válido, cuando es un medio para un gran objetivo. El trabajo destinado con exclusividad a obtener dinero, es una pérdida de tiempo. Vivir solo para trabajar, es robarse la vida.

El humano a nacido para vivir, el trabajo es solo un requisito eventual para atender las necesidades básicas, aquellas que compartimos con las demás especies. Pero a diferencia de ellas, los humanos tenemos otras necesidades más elevadas a partir de las cuales nos humanizamos, damos sentido a nuestra vida y logramos la realización personal. Descuidar esto nos lleva a convertirnos en máquinas para trabajar, quizá eficientes y prosperas, pero vacías y maquinizadas y a menudo infelices.

Es señal de lucidez saber cuánto trabajar, cuanto disfrutar y cuanto descansar. Es fundamental hacer converger trabajo con hobbie. Quien trabaja disfrutando, descansa mientras trabaja, quien ama lo que hace, disfruta de unas vacaciones pagadas. Si el primer salario, es el placer de realizarlo, quien no disfruta de lo que hace, aunque le paguen mucho, está mal pagado.

Decía Facundo Cabral: tiene que ser malo el trabajo porque tienen que pagarte para que lo hagas. Sin embargo es posible ser más listo que los demás y disfrutar del trabajo que hacemos, recuerda que quien trabaja en lo que ama, ya está de vacaciones, también podríamos decir, quien no disfruta de lo que hace, es un masoquista. Debería dar vergüenza, vivir solo para trabajar.

El trabajo tiene la capacidad de reducir nuestra vida. Ocho horas de trabajo por día, es suficiente para embrutecer a cualquiera. Lo malo de tener un buen trabajo, es que resulta fácil confundirlo con la vida. Trabaja, pero no solo trabajes. recuerda que más importante que trabajar es disfrutar de lo que hacemos. Quien no disfruta de lo que hace, termina enfermándose.

Recuerdo a un amigo cuando lo encontré triste, casi deprimido, acababa de encontrar trabajo. Los amigos le decían que eran un buen trabajo, tiempo después les dijo: tienen razón, a mi me pagan muy bien por sufrir ocho horas cada día. Quizá este sea un buen momento para tomarte en broma tu trabajo y tomarte en serio el humor.

No es suficiente trabajar, es indispensable vivir. Que tu trabajo sea un pretexto para conocerte y sentir placer, que te paguen por disfrutar , que el trabajo que haces sea la consecuencia del disfrute que te permites. Por qué no divertirnos trabajando y descansar haciendo lo que amamos?

Un buen trabajo no es aquel que incluye mucho dinero, un buen trabajo es el que no te roba la vida, es la actividad que te paga fundamentalmente con placer. Es que sin disfrute ni siquiera es trabajo, es castigo remunerado. Quizá sea pecado, trabajar más de lo necesario, tendría que sancionarse a los que viven solo para trabajar.

Trabaja para vivir con poco trabajo y mucha felicidad, recuerda que vivir es mucho más que trabajar, que estas ofendiendo a la vida, si solo vives para trabajar. Recuerda también que la felicidad no es originada en un destino bondadoso, es consecuencia de haber tomado buenas decisiones. repensar y redefinir el trabajo, quizá sea una buena decisión. Ten cuidado, que el trabajo anda suelto, invadiendo vidas. recuerda, el trabajo no es vida, pero se le parece tanto, que mucha gente lo confunde.

Chamalú

Esta entrada fue publicada en Inteligencia emocional, Motivación, Reflexiones y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a No trabaje, viva

  1. evavill dijo:

    Me ha gustado mucho.
    Saludos!!

  2. Si, lo cierto es que parece sencillo, pero debemos llevarlo a la práctica.
    Namasté

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s