Cada persona es un ser especial

«Las personas reales están repletas de seres imaginarios». Graham Greene

persona

Cada persona es un ser especial

Para cada uno de nosotros tiene que ser especial cada persona con la que nos
relacionamos.

Muchos hoy carecen de calor, de ese calor que agita las latidos de un corazón muchas veces cansado, que ha sufrido mucho, que con pocos o demasiados años siente que cada latido se apaga ante la falta de afecto, de amor, ante la desatención, el menosprecio, y ante la indiferencia.

Nuestra vida a veces muy agitada no nos permite brindar calor, y en ese apuro olvidamos esos pequeños gestos que son un mundo en la vida de quienes los necesitan.

¡Cuántas personas hoy necesitan que alguien los abrace!
¡Cuántas personas que están solas nos miran tratando de encontrar una sonrisa que los aliente a seguir!

¡Cuántas personas sufren o lloran en silencio y en soledad pues no hay quien deje de lado por un instante su propia vida y le dedique unos minutos!

¡Cuántas personas pasan por nuestra vida y no nos detenemos a pensar por qué!

Adelaide Proctor nos dice:
«Lo que te causa grandes dolores de cabeza no es lo que has hecho, sino  lo
que has dejado de hacer. La carta que no escribiste, las palabras  cariñosas que dejaste de pronunciar, la flor que pudiste haber enviado, son los fantasmas que te visitan por la noche.

La piedra que pudiste haber quitado del camino de tu hermano; el consejo alentador que no diste, por estar demasiado ocupado; el apretón de manos
cariñoso que omitiste; el tono amistoso con que debiste haber hablado, y en
el cual no pensaste, es lo que te atormentará.

Estos pequeños actos de cariño que tan fácilmente pasan por ti desapercibidos, estas oportunidades que aun los mortales tienen para que se porten como ángeles, se nos presentan por la noche, en el silencio y en todas partes.

La vida, querido amigo es demasiado corta, y la aflicción demasiado larga.

No dejes que tu compasión sea ineficaz por haber acudido a ayudar a tu prójimo demasiado tarde.

No, no es lo que has hecho, sino lo que has dejado de hacer, lo que verdaderamente te causará terribles dolores de cabeza»

Una caricia, un abrazo, un beso, una sonrisa, una apretón de manos, una palabra, un gesto…

No lo dejes para mañana, la vida es hoy.

Graciela De Filippis

Esta entrada fue publicada en Inteligencia emocional, Motivación, Poesías, Reflexiones y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s