La sabiduría y la esperanza

“El mundo está tan lleno de opiniones como lo está de personas. Y usted sabe qué es una opinión. Uno dice esto, y algún otro dice aquello. Cada cual tiene una opinión, pero la opinión no es la verdad; por lo tanto, no escuche una mera opinión, no importa de quién sea, sino descubra por sí mismo qué es lo verdadero. La opinión puede cambiar de la noche a la mañana, pero no podemos cambiar la verdad.”  Jiddu Krishnamurti

Niño soplando pompas de jabón. Alegoría de lo transitorio y breve de la vida, 1663. Karel Dujardin (1622-1678). Statens Museum for Kunst. Copenhague (Dinamarca)

Niño soplando pompas de jabón. Alegoría de lo transitorio y breve de la vida (1663), obra de Karel Dujardin, Galería Nacional de Dinamarca, Copenhague (Dinamarca).

La sabiduría y la esperanza

“Sin amor, la vida es muy estéril; sin amor, los árboles, los pájaros, la sonrisa de hombres y mujeres, el puente que atraviesa el río, los barqueros que navegan en él, los animales, no tienen ningún sentido. Sin amor, la vida es como un pozo poco profundo. En un río profundo hay riqueza y pueden vivir muchos peces; pero el pozo sin profundidad lo seca pronto el sol intenso y nada queda en él, excepto lodo y suciedad”.

“¿Saben ustedes qué significa ser sensible? Significa, ciertamente, sentir afecto por todas las cosas; ver un animal que está sufriendo y hacer algo al respecto, quitar una piedra del sendero porque por él transitan muchos pies desnudos, levantar un clavo de la carretera porque el auto de alguien podría pinchar un neumático…Ser sensible es compadecerse de las personas, de los pájaros, de las flores, de los árboles – no porque sean de uno, sino simplemente porque uno está despierto a la extraordinaria belleza de las cosas.

La esencia de esa fuerza es humildad. ¡Qué fuerte es la hoja recién nacida en primavera, tan vulnerable, tan fácil de destruir! La vulnerabilidad es la esencia de la virtud. La virtud nunca puede resistir el oropel de la respetabilidad y la vanidad del intelecto. La virtud no es la continuidad mecánica de una idea, de un pensamiento dentro del hábito. La fuerza de la virtud radica en que ésta es fácilmente destruida para renacer de nuevo cada vez. Fuerza y virtud van juntas porque ninguna de las dos puede existir sin la otra …”

Jiddu Krishnamurti, en su libro “Vivir en un mundo sin sentido” (1928).

Esta entrada fue publicada en Inteligencia emocional, Reflexiones, Yoga y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a La sabiduría y la esperanza

  1. Krishnamurti es un gran compañero de lectura.
    Namasté

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s