“Por amor a la verdad”

 

WP_20170225_062_opt

La serenidad del Pirineo oscense, foto de David Soba Hidalgo

“Por amor a la verdad”

Aventurémonos a descubrir la claridad de la luz,

un descubrimiento que nadie puede hacer por otro.

No es un conocimiento individual.

Ninguno ingresa en el ámbito de la verdad

sino que Ella misma se abre camino

en unidad de conciencia.

Investiguemos por tanto juntos y transcendamos, si cabe,

la contradicción de la lógica lineal,

hacia una lógica expandida a la totalidad.

Y así, en cada conciencia individual

surgirá libremente la luz de la conciencia total

que las incluye.

¿Cómo se investiga a partir de la unidad de conciencia?

No consiste este inquirir en el traspaso de ideas

de una mente limitada a otra limitada también…

En la visión directa de la verdadera investigación

se rompen los límites de ese espacio mental personal,

aquello que consideraba hasta entonces mi mente,

lo que sin tregua piensa mi cerebro.

Las verdades NO pasan de un cerebro a otro.

No cambian de lugar.

Los conceptos, quizás sí.

La verdad, en el sentido vivencial de estado de conciencia

al que apuntamos aquí,

no transmigra de mente a mente

porque no está encerrada en pensamientos.

Estos se movilizan dejando un espacio abierto.

En libertad,

la lucidez que ya somos descubre la verdad siempre una

y esa unidad se expande en amor.

Así es como vivimos lo impensable,

el amor incondicionado.

El acto creativo de investigar es liberador.

¿Podremos aceptar esta verdad mientras investigamos?

Observemos pacientes los movimientos de nuestra mente

para ir dejando caer todas las ideas limitadoras

en una apertura total.

Quizá surja así algo inesperado…

Seré libre si aprendo a investigar

y aunque esa libertad se exprese de mil modos,

quedaré libre,

incluso de la condición en que se muestre.

Porque no habrá compulsión para hacer las cosas de una u otra manera.

De cualquier forma, nada ni nadie puede arrebatarme la plenitud que soy,

pues soy lo infinito que no tiene mengua.

Mientras investigo aprendo a darme cuenta de esa infinitud

que se expresa en sucesión,

proyectada sobre la pantalla de la temporalidad.

Si ya he descubierto la libertad,

puedo aceptar serena y amorosamente

cualquier secuencia limitada que aparezca

sobre el lienzo del pensamiento-tiempo.

Investigar así no es tratar de asuntos particulares

que impiden ver las interconexiones en la unidad.

Es remontarse por amor a la verdad

a esas alturas donde la luz armoniza las formas,

mientras ilumina lo particular.

Consuelo Martín, de su libro “La Libertad y el Amor”.

Esta entrada fue publicada en Inteligencia emocional, Motivación, Reflexiones y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a “Por amor a la verdad”

  1. muy bueno gracias por compartir

  2. Gracias a ti por colaborar en ello.
    Namasté

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s