“El agujero en el puente”

La vida es sencilla, es sólo mi imaginación la que la complica sin necesidad.               Sławomir Mrożek

Este frío domingo de Enero, pongo a vuestra disposición un relato del escritor, dramaturgo, dibujante y periodista polaco Sławomir Mrożek (1930-2013), gran explorador del comportamiento humano y los abusos de poder, que el mismo padeció, lo que no le impidió tratar sus obras con una perspectiva grtesco-humorística. J.L.Soba

dsc08344_optPuente de Barruelo, Torrecilla en Cameros, foto J.L.Soba

 “El agujero en el puente”

xhh12abía un río con un pueblecito a cada lado. Se unían por una calle sobre un puente que cruzaba el río. Un día, apareció un agujero en el puente. Ambos pueblos estaban de acuerdo en que había que arreglar este agujero. Pero no se ponían de acuerdo respecto a quién le tocaba hacerlo. Cada uno de los pueblos se consideraba superior al otro. El pueblo de la derecha del río decía que era el principal destino de la calle, así que ya que el otro pueblo era menos importante, se debía encargar de arreglarlo. El pueblo del lado izquierdo del río, por su parte, mantenía que todo el tráfico venía hacia ellos, de modo que les debía tocar a los de la derecha.

La disputa siguió y también el agujero. Mientras más tiempo pasaba, más crecía la hostilidad entre los pueblos.

Un día, un vagabundo del pueblo se cayó en el agujero y se partió la pierna. Las personas de los pueblos le preguntaron con mucho detalle si había caminado desde la orilla derecha a la izquierda, o desde la izquierda a la derecha, para poder decidir cuál de los pueblos era el responsable del accidente. Pero él no lo podía recordar, ya que esa noche estaba borracho. Un tiempo después, un carruaje estaba cruzando el puente, se cayó en el agujero y se rompió el eje. Ninguno de los pueblos se fijó en este accidente, ya que el viajante no iba de un pueblo a otro, sino que solamente estaba de paso. El viajante salió del agujero y preguntó enfadado que por qué no se había arreglado el agujero.

Cuando escuchó la razón, declaró: “Yo compraré este agujero. ¿Quién es el dueño?”.

Los dos pueblos dijeron a la misma vez que eran los dueños del agujero.

“El que sea el dueño tiene que probarlo.”

“¿Cómo podemos probarlo?”, preguntaron ambos lados. “Es simple. Sólo el dueño del agujero tiene el derecho de arreglarlo. Compraré el agujero del que arregle el puente.”

Las personas de los dos pueblos se pelearon por hacer el trabajo, mientras el viajante fumaba un cigarro y el chófer le arreglaba el eje. Arreglaron rápidamente el puente, y pidieron el dinero por el agujero.

“¿Qué agujero?”, el viajante decía sorprendido. “Yo no veo ningún agujero. Llevo desde hace tiempo buscando un buen agujero. Estoy dispuesto a pagar bastante dinero por él, pero por aquí no hay agujero. ¿Me están tomando el pelo, o qué?

Se subió a su carruaje y se fue. Las personas de los dos pueblos ya han hecho las paces. Ahora esperan en el puente en perfecta armonía y, cuando pasa un viajante, lo paran y le dan una paliza.

Slawomir Mrozek

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Cuentos, Inteligencia emocional, Reflexiones, Relatos y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

7 respuestas a “El agujero en el puente”

  1. Salva dijo:

    Tendré cuidabo cuando suba a Torrecilla no me den una paliza.
    Como es el género humano, por Dios.

    • Te garantizo Salva, que en Torrecilla serás bien recibido, y que de allí te irás bien comido y bien bebido. El pueblo donde nací es mi pasión, y no pierdo ocasión de ilustrar los relatos con alguna foto de sus maravillosos paisajes y rincones. Pero tú ya conoces bien sus virtudes.
      Namasté.

  2. y en ese mismo contexto creo hay varios pueblos en la actualidad, gracias por compartir

  3. Lo triste es que es cierto, no somos capaces de ponernos de acuerdo ni con nosotros mismos. Pero no hay que desistir, hay que conseguirlo entre todos.
    Namasté

  4. ¡Buenísimo! ¡Todo un Salomón el hombre del carruaje! 🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s