La Magnolia

Hoy domingo, y después del maravilloso y caluroso, en todos los sentidos, día que pasamos ayer en Zaragoza, nos disponemos a pasar un relajante y a buen seguro más fresco día a las orillas del Iregua, dando cuenta de una buena paella que nos va a preparar “el chico de las alfalfas”, y disfrutando de un buen relax al fragor de las flores del magnolio que ahora están en todo su esplendor. J.L.Soba

xDSC02064_opt

Viguera, Flor de Magnolio, foto J.L.Soba

La Magnolia

En el bosque, de aromas y de músicas lleno,
la magnolia florece delicada y ligera,
cual vellón que en las zarpas enredado estuviera,
o cual copo de espuma sobre lago sereno.

Es un ánfora digna de un artífice heleno,
un marmóreo prodigio de la Clásica Era:
y destaca su fina redondez a manera
de una dama que luce descotado su seno.

No se sabe si es perla, ni se sabe si es llanto.
Hay entre ella y la luna cierta historia de encanto,
en la que una paloma pierde acaso la vida:

porque es pura y es blanca y es graciosa y es leve,
como un rayo de luna que se cuaja en la nieve,
o como una paloma que se queda dormida.

José Santos Chocano

Esta entrada fue publicada en Poesías, Reflexiones y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a La Magnolia

  1. No se sabe si es perla, ni se sabe si es llanto…
    Me ha encantado este poeta peruano que no conocía. Gracias por descubrirmelo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s