“Mi pequeño tesoro”

x Espigas 2_opt

Mandala Espigas diseño J.L.Soba

Esta entrada se la dedico a mi sobrina Beatríz que está apunto de descubrir su tesoro, para que todo vaya bien y sean unas sensaciones que le llenen tanto a ella como a todos los que la acompañan, de dicha durante todo su camino.                                                                               Para ella comparto la sensible canción “Mi pequeño tesoro”de Soledad Giménez y Presuntos Implicados, y un bellísimo poema del por mí tan admirado poeta, pintor, novelista, ensayista y filósofo libanés Gibrán Khalil Gibrán, de su obra cumbre “El Profeta”.

“Mi pequeño tesoro”

mi pequeño tesoro
se halla escondido
entre el valle y el monte
que hay en mi ombligo.
mi pequeño trocito de gloria
es el alba que alumbra
una nueva historia.

mi pequeño tesoro
quiere ver cosas,
y por él me despliego
como una rosa.
mi pequeño trocito de vida,
es un ángel que viene a mí
de puntillas. tengo cinco razones
para quererte,
una atada a mi espalda
y otra a mi suerte,
y las tres que me quedan,
son tu sonrisa,
tu ternura sin falta
y otras delicias.

.

Gustav Klimt, La Maternidad

Gustav Klimt, La Maternidad

“Háblanos de los hijos”

Y una mujer que llevaba un niño contra su pecho le preguntó al maestro:

Háblanos de los hijos.

Y él respondió:

Vuestros hijos no son vuestros hijos. Son los hijos y las hijas de los anhelos que la vida tiene de si misma, deseosa de perpetuarse.

Vienen por medio de vosotros y aunque vivan con vosotros, no os pertenecen.

Podéis darles vuestro amor, mas no vuestros pensamientos, pues ellos tienen sus propios pensamientos.

Podéis albergar sus cuerpos mas no sus almas, porque sus almas moran en la casa del mañana, que ni aun en sueños os es dado visitar.

Podéis esforzaros por ser como ellos, mas no intentéis hacerlos como vosotros. Porque la vida no marcha hacia atrás, ni se detiene en el ayer.

Vosotros sois el arco por medio del cual vuestros hijos, como flechas vivientes, son impulsados hacia lo lejos.

El Arquero ve el blanco sobre el camino del infinito, y os dobla con toda su fuerza a fin de que sus flechas vayan veloces y lejos.

Que el hecho pues de estar doblados en manos del arquero sea para vuestra dicha, porque así como Él ama la flecha que dispara, ama también el arco que permanece firme y su constancia.

Vosotros tuvisteis la oportunidad de vivir vuestra vida y la libertad de amar.

Deja que tus hijos vuelen solos del nido cuando llegue la hora y no los reclames para que vuelvan, ellos te querrán por siempre y tendrán también su nido del cual algún día ellos solos quedaran.

Déjalos libres, ámalos con libertad, no apagues su fuego de su hogar.

Vive y deja vivir y ellos siempre te querrán.

Kahlil Gibran, “El Profeta”

Esta entrada fue publicada en Inteligencia emocional, La Rioja, Letras de canciones, Mis cosas, Motivación, Poesías, Reflexiones y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s