¿Por qué la gente quiere poder?

Abraham Lincoln en su juventud, Litografía de Leopold Grozelier

Abraham Lincoln en su juventud, Litografía de Leopold Grozelier

Abraham Lincoln.(Hodgenville, Estados Unidos, 1809 – Washington, 1865) Político y abogado estadounidense, decimosexto presidente de los Estados Unidos (1861-1865). Es uno de los hombres de la historia más admirados, y el presidente más amado de Estados Unidos, por su honestidad, fortaleza de espíritu y la profundidad de su pensamiento y de sus convicciones, recordado entre otras cosas, por ser el presidente que abolió la esclavitud.                                                                                                                                           Os dejo con algunas de sus frases más carismáticas, tanto por su sencillez como por su profundidad y con un artículo-anécdota de nuestro querido y admirado Osho.          J.L.Soba

Abraham_Lincoln en Noviembre de 1863

Abraham_Lincoln en Noviembre de 1863

Al final, lo que importa no son los años de vida, sino la vida de los años.

Mejor es callar y que sospechen de tu poca sabiduría que hablar y eliminar cualquier duda sobre ello.

La probabilidad de perder en la lucha no debe disuadirnos de apoyar una causa que creemos que es justa.

Imagen de Abraham Lincoln en las monedas de 1 cent

Imagen de Abraham Lincoln en las monedas de 1 cent

La demagogia es la capacidad de vestir las ideas menores con la palabras mayores.

Todos los hombres nacen iguales, pero es la última vez que lo son.

Dios prefiere a la gente corriente, por eso ha hecho tanta.

Suavizar las penas de los otros es olvidar las propias.

Imagen de Abraham Lincoln en los billetes de 5 dólares.

Imagen de Abraham Lincoln en los billetes de 5 dólares.

Hay momentos en la vida de todo político, en que lo mejor que puede hacer es no despegar los labios.

Ningún hombre es lo bastante bueno para gobernar a otro sin su consentimiento.

Ha sido mi experiencia que gente que no tiene vicios tiene muy pocas virtudes.

Abraham Lincoln, Con su hijo Tad

Abraham Lincoln, Con su hijo Tad

¿Por qué la gente quiere poder?

¿Por qué la gente quiere poder? Porque cualquier cosa que estén haciendo no es respetada. Un zapatero no es respetado como el presidente de un país. En realidad, puede ser que el zapatero sea mejor como zapatero, que el presidente como presidente. La cualidad debe ser valorada – si un zapatero es un mejor zapatero, entonces no necesita interesarse en ser presidente. Su propio arte, su propio oficio le brindará dignidad y el respeto de la gente.

Realmente ocurrió – porque el padre de Lincoln era zapatero y Lincoln se convirtió en presidente. Toda la aristocracia americana se escandalizó porque tendrían que vivir bajo la presidencia de un zapatero. En el Senado todos eran aristócratas – gente súper rica. Al comienzo del primer discurso que Lincoln pronunció en la asunción de su presidencia, fue interrumpido por un hombre muy arrogante, egoísta, quien levantándose y mostrando sus zapatos dijo: “Señor Lincoln, por accidente Ud. ha llegado a ser presidente, pero nunca olvide que su padre fue un zapatero. De hecho, su padre solía venir a hacer los zapatos a todos en la familia. El zapato que le estoy mostrando fue hecho por su padre”.

El Senado entero se rió; creyeron que habían humillado a Lincoln. Pero es difícil humillar a alguien como a Lincoln. Sus ojos se llenaron de lágrimas y dijo: “Le estoy inmensamente agradecido por recordarme a mi padre. El fue un zapatero perfecto y yo sé que no puedo ser tan perfecto como presidente. No lo puedo superar. Pero haré lo mejor posible por acercarme a su grandeza”.

“En lo que concierne a su familia y los zapatos que mi padre hizo, le puedo informar a todo el Senado pues puede haber otras familias aristocráticas a quienes mi padre solía hacer zapatos. El me enseñó el oficio de zapatero. Si sus zapatos no le quedan bien – si le aprietan, si le quedan demasiado ajustados, o muy grandes – se los puedo arreglar. Soy su propio hijo. Nunca me siento avergonzado – sólo avíseme. Iré y haré lo mejor que pueda. Por supuesto, no será igual que mi padre, porque él está muerto”.

Hubo un gran silencio…, los senadores no lo pudieron creer – ¿De qué materia está hecho este hombre, Lincoln? no lo puedes insultar. Es capaz de convertir tu insulto en un gran respeto. Y es tan humilde, ¿cómo puedes humillarlo? Sólo los arrogantes pueden ser humillados.

Osho, extracto de La Justicia Social
es la Venganza Social, capítulo 6 de “El Rebelde”

Esta entrada fue publicada en Inteligencia emocional, Reflexiones, Relatos y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s