Los viernes chiste: Confesión de un joven riojano

confesionario[1]

Confesión de un joven riojano

Pedro, un joven que obligado por sus padres, era monaguillo de la localidad riojana de Huércanos, decide confesarse con Don Atilano el cura párroco de la localidad.

Bendígame padre, porque he pecado.
He estado con una chica “ligera de cascos”.

El cura preguntó:
-¿Eres tú, el joven monaguillo Pedro López?.

-Si, padre, soy yo.

-¿Y quién es la chica con la que estuviste?.

-No le puedo decir, padre, no quiero arruinar su reputación.

-Bien, Pedrito, estoy seguro de averiguar su nombre tarde o temprano,
por lo que deberías decírmelo ahora.
-¿Fue Rosita Sánchez?.

-No puedo decirlo.

-¿Fue Teresa Suárez?.

-Nunca lo diré.

-¿Fue Cristina García?.

-Lo siento padre, pero no puedo nombrarla.

-¿Fue Catalina Gracia?.

-Mis labios están sellados padre.

-Entonces ¿Fue Clarita Fernández?.

-Por favor, padre ¡no le puedo decir!.

El cura suspira en frustración y le dice:
-Eres muy discreto, Pedrito López y te respeto por eso,
pero has pecado y debes cumplir una penitencia.
No podrás seguir siendo monaguillo durante los próximos cuatro meses.
Ahora vete y compórtate.

Pedro regresa a su trabajo y su amigo Antonio se le acerca y le susurra:
-¿Qué conseguiste?.

¡ Cuatro meses de vacaciones y el nombre de cinco locas pochanqueras!

Esta entrada fue publicada en La Rioja, Los viernes chiste y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s