Los viernes chiste: Un cura de Logroño

 

Logroño, La Rioja, Catedral de La Redonda, foto: J.L.Soba

Logroño, La Rioja, Concatedral de La Redonda, foto: J.L.Soba

Un cura de Logroño

Como todos sabemos, a raíz de la elección del Papa Francisco, en la Iglesia ha habido una gran renovación, en forma y modo, para acercar a todos la palabra de Dios.

El pasado domingo, cuando asistía a la homilía dominical en la bella Catedral de La Redonda, de nuestra capital logroñesa, asistí atónito a la interpretación que el cura que oficiaba la misa hacía de esta renovación y acercamiento.

El cura decide mostrar ejemplos concretos para ilustrar su homilía, y para ello, pone cuatro lombrices en 4 frascos:

– La primera lombriz en un frasco de alcohol.

– La segunda en un frasco lleno de humo de cigarrillo.

– La tercera en un frasco lleno de esperma.

– Finalmente la última en un frasco lleno de agua pura y cristalina.

Al concluir su homilía donde hablaba de los pecados y de la vida ‘licenciosa’, y de que la ingesta de alcohol y la respiración de humo y nicotina acarrea una muerte prematura, y de que una vida entregada a los placeres carnales está llena de riesgos…… muestra los frascos:

La lombriz que estaba en el alcohol estaba muerta.

La lombriz que estaba en el frasco lleno de humo de cigarrillo estaba muerta.

La que estaba en el frasco lleno de esperma , también estaba muerta.

La última que estaba en agua pura y cristalina estaba bien viva.

Entonces le pregunta a la asamblea:

¿Qué enseñanza podemos sacar de esta demostración?

En el fondo del templo, junto a la puerta de entrada, se oye la voz de un mendigo que estaba pidiendo fuera y entró ante el murmullo que se formó y le contestó con buen tono al cura oficiante:

– Que mientras bebamos, fumemos y follemos, no tendremos lombrices.

 

Espero no haber ofendido a nadie, y si este fuera el caso, le pido perdón y le animo a tomarnos un tiempo aunque sea corto en reirnos de nosotros mismos, y recordar lo que dijo Conrad Hyers:                                                                                                                              “Para irritación de todo tipo de representantes de la autoridad, los niños dedican una considerable energía a “hacer el payaso”. Ellos no quieren apreciar la gravedad de nuestras descomunales preocupaciones, mientras que nosotros olvidamos que, si nos hiciéramos un poco más como los niños, puede que nuestras preocupaciones no fueran tan descomunales”.

Que paseis un Fin de Semana lleno de chispa.

Namasté

 

Esta entrada fue publicada en La Rioja, Los viernes chiste y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s