“Princesa”, de Sabina, una chica de Logroño.

 

Danza de la luz y el viento (2013), del escultor riojano Oscar Cenzano,

Danza de la luz y el viento (2013), del escultor riojano Oscar Cenzano,

“Princesa”, de Sabina, una chica de Logroño.

Somos muchos, los que recordamos aquellos tiempos en los que Logroño era cita habitual de  cantautores, en conciertos más o menos organizados. Entre los más habituales en visitarnos, estaba  el cantautor y poeta de Úbeda, Joaquín Sabina, que tenía una gran amistad con Carmen Medrano y Jesús Vicente Aguirre, los músicos logroñeses que primero como “Carmen y Jesús” y más tarde como “Carmen, Jesús e Iñaqui”, más hicieron, en aquellos duros años, por reinvindicar la identidad riojana con sus canciones y conciertos.

“Carmen y Jesús” conocieron a Joaquín en Londres, donde Sabina vivía cantando boleros en restaurantes, experiencia de la cual el propio Jesús Vicente Aguirre nos cuenta: “Convivimos con emigrantes que se emocionaban con nuestras canciones y con otras
de Manolo Escobar o Antonio Molina. Aquello nos rompió los esquemas y puso en tela de juicio algunos principios de nuestra sedicente progresía izquierdista. De hecho aprendimos a gustar y cantar boleros con Joaquín Sabina en cualquier restaurante…”          Más tarde Carmen y Jesús le acogieron en Barcelona, donde comenzó a actuar junto a ellos como guitarrista, y luego en La Rioja, siempre como «acompañante de lujo»,                                                                                                                                                           Joaquín Sabina siempre ha hablado con cariño y agradecimiento de Carmen Medrano y Jesús Vicente Aguirre:
«Ellos fueron mis amigos, mis tutores, los que me empujaron a continuar en esto de la música porque confiaban más en mí que yo mismo. Para mí, los genios eran ellos cuando los conocí».
«Jesús Vicente, desde el primer segundo, apostó por mí, me llevaban a sus conciertos de Sevilla, de Arnedo… y les estaré agradecido hasta la eternidad».

Fruto de la relacción de Joaquín Sabina con La Rioja, ha quedado para la historia una bella y a la vez dura canción, “Princesa”, una emblemática canción, con letra de Joaquín Sabina y música de J. A. Muriel , incluida como noveno corte, en su cuarto disco editado en 1985, con Viceversa, Juez y Parte..

La historia de esta canción, la explica el propio Sabina en el libro ‘Sabina en carne viva’:  “Princesa era una chica de Logroño. En realidad, una belleza pintada por Botticelli. Muy hippiosa, extraordinariamente joven y extraordinariamente hermosa. A la que conocía y con la que me acostaba cuando iba a Logroño, y con la que alguna vez me fui a un pueblecito perdido a pasar un fin de semana. Luego se vino a Madrid y fue cayendo en picado. Eso llevó a la heroína y en ese momento hice la canción”.

Un poco vengativa, la canción habla del don nadie que se enamora de la mujer que está unos peldaños más arriba que él, pero que al fin cae estrepitosamente entre drogas y por la que él ya no siente nada más que un poco de lástima, ahora que ella le busca.

“Después de escrita, tardé mucho en cantarla y grabarla porque pensé que se me había ido la mano en el tono agresivo contra la chica. Fue el público quien la impuso. Hoy es insustituible en mis conciertos.”                                                                                    “Afortunadamente, esa chica, que vivió momentos muy malos, tengo entendido de que ya está bien y me alegro mucho por ella.”                                                                                  J.L.Soba

Princesa

Entre la cirrosis
y la sobredosis
andas siempre, muñeca.

Con tu sucia camisa
y, en lugar de sonrisa,
una especie de mueca.

¿Cómo no imaginarte,
cómo no recordarte
hace apenas dos años?
Cuando eras la princesa
de la boca de fresa,
cuando tenías aún esa forma
de hacerme daño.

Ahora es demasiado tarde, princesa.
Búscate otro perro que te ladre, princesa.

Maldito sea el gurú
que levantó entre tú
y yo un silencio oscuro,
del que ya sólo sales
para decirme, “vale,
déjame veinte duros”.

Ya no te tengo miedo
nena, pero no puedo
seguirte en tu viaje.

Cúantas veces hubiera dado la vida entera
porque tú me pidieras
llevarte el equipaje.

Ahora es demasiado tarde, princesa…

Tú que sembraste en todas
las islas de la moda
las flores de tu gracia,
¿cómo no ibas a verte
envuelta en una muerte
con asalto a farmacia?

¿Con qué ley condenarte
si somos juez y parte
todos de tus andanzas?

Sigue con tus movidas,
pero no pidas
que me pase la vida
pagándote fianzas.

Ahora es demasiado tarde, princesa
Búscate otro perro que te ladre, princesa

Joaquín Sabina

Anuncios
Esta entrada fue publicada en La Rioja, Música, Mis cosas, Video y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

6 respuestas a “Princesa”, de Sabina, una chica de Logroño.

  1. Salva dijo:

    Que quede claro que a Joaquín Sabina no lo soporto. Es un tío que me cae como el culo, pero confieso que lo he visto en directo varias veces cuando no era muy conocido. Se dejó caer por aquí en bastantes ocasiones acompañado de Javier Krhae y Alberto Perez. Recuerdo un concierto en la Plaza de Toros, la vieja y bella plaza de toros que tanta historia acarreaba a sus espaldas, como cuando fue testigo del horror de la guerra civil al seevir como prisión. En ese concierto estábamos cuatro gatos. Un pequeño escenario en el coso y apenas un centenar de espectadores.
    No conocía la historia de la canción. Es una entrada digna del blog de mi amigo Raúl La Guitarra de las Musas donde desgrana las historias ocultas de las canciones.
    Saludos

    • Hola Salva, haces muy bien en decir lo que piensas y en no cortarte, pues para gustos están los colores. Los que vivimos la época de Carmen, Jesús e Iñaqui, nos acordamos de aquellos amigos del grupo, que gracias a ellos nos permitían poder acudir a sus minoritarios conciertos y escuchar su música. remotos tiempos en que por Logroño y la discoteca Ultreya de Viana, era habitual ver reivindicando a Sabina, Quintín Cabrera, La Bullonera, Labordeta, etc, y si queríamos ver algo más de rock del que se hacía entonces, ibamos al Managua de Nájera, el Planetariun de Haro y otra en Santo Domingo que no me acuerdo ahora del nombre donde escuché un concierto de Bloque memorable.
      Namasté

  2. Raúl dijo:

    Me ha encantado la historia, no sabía que la “Princesa” de Sabina era de Logroño, ni de la relación de él con esta ciudad. Me acabo de pasar por aquí gracias al amigo Salva, y eso que Sabina no es precisamente una de sus debilidades. En cambio a mí me encanta y este tema es uno de mis preferidos, aún conservo mi entrada (creo que fueron 600 pesetas) de cuando lo vi en Madrid en los años ochenta, con el show que llevaba cuando sacó su doble disco en directo. Saludos.

    • Hola Raúl, es un placer hablar con un amigo de Salva, como le he dicho a el, para gustos están los colores, yo creo que aparte de músico es un sensacional poeta y muchas de sus canciones forman una parte importante de la banda sonora de nuestra vida. Como he dicho un placer.
      Namasté

  3. muy bueno y hermosa canción aunque no soy devoto de sabina, gracias por compartir

  4. Es lo que tiene Sabina, que no deja indiferente a nadie, para bien o para mal. Muchas gracias por contribuir a que sigamos creciendo.
    Namasté

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s