Este cuerpo no soy yo

Barrio de Barruelo, Torrecilla en Cameros, la Rioja, foto: J.L.Soba

Barrio de Barruelo, Torrecilla en Cameros, la Rioja, foto: J.L.Soba

Hoy es para mi un día de doble despedida, la del año que nos deja y la más importante y emotiva, la de un primo muy querido en mi familia. Si tengo un gran cariño por todos mis familiares del pueblo, he de decir que por muchos factores, él era especial. Un ser al que nunca oi hablar mal de nadie, muy buena persona y de la que tengo muy gratos recuerdos de mi infancia cuando nos bajamos a vivir de Torrecilla en Cameros a Logroño y él nos visitaba a menudo pues estaba haciendo el servicio militar en la capital y mis padres le querían mucho y me consta que el a ellos también. La casa que junto con su bondadosa y querida mujer construyeron y la de sus padres y hermanos, en el pueblo, siempre estaba abierta para nosotros.                                                                                                                          Le doy las gracias por todo lo bueno que nos ha aportado durante su estancia con nosotros y a su memoria dedico este bello poema de Thich Nhat Hanh, maestro zen y monje budista vietnamita.                                                                                                                                   J.L.Soba

Este cuerpo no soy yo

Este cuerpo no soy yo.
Yo no estoy limitado por este cuerpo.
Yo soy la vida sin límites.
Nunca he nacido, y nunca he muerto.
Mira el mar y el cielo lleno de estrellas,
manifestaciones de mi maravillosa mente verdadera.
Desde antes del tiempo, he sido libre.
El nacimiento y la muerte son sólo puertas por donde pasamos,
umbrales sagrados de nuestro camino.
El nacimiento y la muerte son sólo un juego,
el de las escondidillas.
Así que ríe conmigo,
agarra mi mano
y digamos adiós,
despidámonos,
volveremos a vernos muy pronto.
Nos conocimos hoy.
Nos reuniremos de nuevo mañana.
Nos encontraremos en el origen de cada momento.
Nos encontraremos el uno al otro en todas las formas de vida.

Thich Nhat Hanh

Esta entrada fue publicada en Mis cosas, Poesías, Reflexiones y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s