Trenzaré mi tristeza

Trenzaré mi tristeza

Decía mi abuela que cuando una mujer se sintiera triste lo mejor que podía hacer era trenzarse el cabello; de esta manera el dolor quedaría atrapado entre los cabellos y no podría llegar hasta el resto del cuerpo; había que tener cuidado de que la tristeza no se metiera en los ojos pues los harìa llover, tampoco era bueno dejarla entrar en nuestros labios pues los obligaría a decir cosas que no eran ciertas, que no se meta entre tus manos- me decía- porque puedes tostar de más el café o dejar cruda la masa; y es que a la tristeza le gusta el sabor amargo. Cuando te sientas triste niña, trénzate el cabello; atrapa el dolor en la madeja y déjalo escapar cuando el viento del norte pegue con fuerza.
Nuestro cabello es una red capaz de atraparlo todo, es fuerte como las raíces del ahuehuete y suave como la espuma del atole.
Que no te agarre desprevenida la melancolía mi niña, aun si tienes el corazón roto o los huesos fríos por alguna ausencia. No la dejes meterse en ti con tu cabello suelto, porque fluirá en cascada por los canales que la luna ha trazado entre tu cuerpo. Trenza tu tristeza, decía, siempre trenza tu tristeza…
Y mañana que despiertes con el canto del gorrión la encontrarás pálida y desvanecida entre el telar de tu cabello.

Paola Klug

Paola Klug (México, 1980) es una escritora cuya obra está muy marcada por las influencias de Juan Rulfo, Laura Esquivel, Gabriel García Marquéz y Julio Cortázar.
Los cuentos de Paola Klug están dentro del género de Realismo Mágico, entre cuyos principales exponentes se encuentran: Gabriel García Márquez, Juan Rulfo y Laura Esquivel.
Paola Klug ha mantenido desde hace varios años una constante presencia en Internet por medio de su blog y diversas redes sociales; debido a esto Paola Klug se ha convertido en una de las escritoras jóvenes y mexicanas mas leídas en Internet. En su blog comparte regularmente cuentos y poemas de su autoría.
Su cuento “Trenzaré mi Tristeza” se convirtió en un fenómeno en las redes sociales y traducido a más de siete idiomas por sus propios seguidores.

Esta entrada fue publicada en Reflexiones, Relatos y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s