Torrecilla en Cameros, Casa de Solé el genio catalán del estuco.

Torrecilla en Cameros, Casa de Solé el genio catalán del estuco

Torrecilla en Cameros, foto: J.L.Soba

Torrecilla en Cameros (La Rioja), foto: J.L.Soba

Corría el año 1924 en Torrecilla en Cameros (La Rioja), cuando nació mi padre, Elías José Soba.
Quiso el destino que ese mismo año fuese elegido por Jaime Solé Casulleras, maestro estucador asentado en Vallcarca, barrio de Barcelona, e hijo a su vez de José Solé Casasús, también maestro estucador, como lo fue también a su vez el padre de este desde 1862, para trasladarse con su familia a Logroño.

Casa Solé, detalle de Adán y Eva, foto: J.L.Soba

Juan Solé Carbonell, Adán y Eva, estuco, detalle, foto: J.L.Soba

El estuco es una pasta de grano fino compuesta de cal apagada, mármol pulverizado, yeso, pigmentos naturales, etc., que se utiliza sobre todo para enlucir paredes y techos. El estuco admite el modelado y tallado para obtener formas ornamentales, el pulido para darle una apariencia similar al mármol y el pintado polícromo con fines decorativos. Juan Solé solía definir el grueso de su trabajo como esgrafiados de alto y bajo relieve.

Casa Solé, Torrecilla en Cameros, c/Sagasta nº 13, foto: J.L:Soba

Casa Solé, Torrecilla en Cameros, c/Sagasta nº 13, foto: J.L:Soba

En Logroño, Jaime junto a su hijo, también maestro estucador, Juan Solé Carbonell, continuador aventajado en su oficio, desarrollaron una exitosa y creativa obra, llegando a tener en los años 40 hasta 12  oficiales con 4 peones a su cargo cada uno. Para hacernos a la idea del amor de esta familia por su profesión, decir que a los aprendices les daban un librito (Pepe me regaló un ejemplar dedicado), con consejos y en la portada decía: «Estucos a la catalana Casa Solé (Fundada en 1862), Estudia y conserva este librito que para tí, te dedica la Escuela de Estucos a la Catalana Casa Solé, Logroño-XII-LVII.
Jaime Solé Casulleras, estando en el desarrollo de su oficio en una obra de la Plaza de San Agustín, en el edificio que hace esquina enfrente de las antiguas Cubanas, cogió una gripe de la cual al no curarla bien murió.

Juan Solé Carbonell, en El Serradero (Torrecilla en Cameros)  1986, foto José Solé Gil

Juan Solé Carbonell, en El Serradero (Torrecilla en Cameros) 1986, foto José Solé Gil

Juan Solé Carbonell, el pequeño gran hombre de hermosos ojos azules, a pesar de soñar con ser pintor, dedicó como su padre, su abuelo y su bisabuelo, toda su vida a dignificar el oficio de estucador, en su taller de las bajeras de la Casa de las Tetas, consiguiendo resultados que con el tiempo se le han llegado a reconocer y siendo a los ojos de muchos, entre los que me incluyo, un visionario muy próximo a la genialidad.

Casa Solé, detalle de fachada, foto: J.L.Soba

Detalle de fachada, foto: J.L.Soba

Entre las obras que la familia Solé ha intervenido realizando trabajos de estuco y que nos han legado recordamos las siguientes en Logroño:
Teatro Bretón de los Herreros, Caja de ahorros de Zaragoza, Aragón y Rioja, Cine Olimpia, Casa de las Tetas, Gobierno Civil, Fachada de Conservas Ulecia, Casa antigua de Pastrana, Letrero de Transportes Ochoa, Banco Español de Crédito, Tabacalera (c/Portales), Murales de uvas y viñas en antigua Estación del Ferrocarril, Hotel París, Friso Ermita del Cristo, Zócalo Iglesia Parroquia de Valvanera, Bodega del Hotel Carlton, Altar y Guardería La Inmaculada, etc.

Casa Solé, detalle de escalera, foto: J.L.Soba

Detalle de escalera, foto: J.L.Soba

Fuera de la Rioja, recordamos las siguientes intervenciones:
Fosforera de Tarazona, Monasterio de Codés, Monasterio de Leyre, Monasterio de Ayoz, etc.

Casa Solé, zona de trabajo, foto. J.L:Soba

Laboratorio de trabajo, foto: J.L.Soba

Torrecilla en Cameros, además de otras intervenciones, como la restauración de los frescos de la Basílica de Tómalos, reforma de la fuente de la iglesia, fuente nueva de Campillo, etc. tiene el honor de ser en el año 1983, cuando Juan Solé contaba 71 años, la última localidad en ver trabajar en la fachada de la casa del constructor José Sáenz «Papitos», en Barruelo, a esta saga de estucadores o estuquistas catalanes afincados e integrados en La Rioja.

Juan Solé y Mª Luisa Gil el día de su boda

Juan Solé y Mª Luisa Gil el día de su boda

Juan Solé Carbonell, contrajo matrimonio en Logroño con la riojana Luisa Gil Martínez, hija del constructor logroñés Faustino Gil Izquierdo, fruto de esta unión nacieron:
Nuria Solé Gil, nacida en la calle San Juan, que murió de accidente de tráfico el 18 de marzo de 1949, a los 5 años, y que marcó a toda su familia, sobre todo a su padre, que hizo durante toda su carrera referencias a su querida y malograda niña.
Jaime Solé Gil, Ingeniero de Telecomunicaciones afincado en Madrid.
José Solé Gil, que intentó seguir con la tradición familiar de maestros estucadores, oficio que abandonó para enrolarse en la marina mercante y posteriormente trabajar de conserje en el Hospital de La Rioja.

Casa Solé, libro de firmas, foto: J.L.Soba

Mariposa- libro de firmas, foto: J.L.Soba

Corría el año 1982 cuando otra vez el destino hizo que conociese a la familia Solé en la casa de Torrecilla en Cameros, que Juan Solé acababa de terminar después de estar dieciséis años realizando un sueño largo tiempo planeado.
Se dieron las circunstancias de tener yo algún vínculo con la familia y que la mujer de Juan Solé, la Sra Luisa, una buena mujer de gran carácter, y muchas veces ayudante de su marido en muchas obras, conocía a la familia de mi entonces novia hoy mi mujer.

Casa Solé, vista desde el Espacio Sagasta, foto: J.L.Soba

Casa Solé, vista desde el Espacio Sagasta, foto: J.L.Soba

La Casa Solé está situada en el nº 13 de la calle Sagasta en Torrecilla en Cameros, enfrente del actual Ayuntamiento y del Espacio Sagasta.

Casa Solé, salón, foto: J.L.Soba

Salón, foto: J.L.Soba

Llevaba tiempo admirando la fachada de la casa por su creatividad y originalidad, pues es muy estrecha y tiene 7 plantas, y dándole mil vueltas a los símbolos que creía masónicos o de homenaje al oficio de la familia, (luego supe que los tres soles era una alegoría a las generaciones dedicadas al oficio), admirando los detalles de las repisas de las ventanas, el trabajo del recerco en la puerta, en fin que pensaba que si la fachada era así, por dentro ya sería digno de ver lo que a ese ser genial se le había ocurrido hacer.

Adan y Eva, estuco, Juan Solé Carbonell, foto: J.L.Soba

Adan y Eva, estuco, foto: J.L.Soba

Tras varios intentos, pues no eran muy amigos la familia de romper su rutina, conseguimos que nos enseñaran la casa. Lo que uno se encuentra dentro no decepciona en absoluto, se nota la gran admiración del autor por las culturas egipcias y precolombinas, todo tiene un porqué y su realización rebosa creatividad, desde el fósil en la pared que parece real, pasas de una estancia a otra como en una nube, entre objetos y recuerdos familiares de gran valor y belleza, las letras juegan con las paredes, mezclándose unas con otras para ahorrar espacio como decía Juan, pero con total claridad de textos, motivos con alegorías a la vida, aqui no hay un hueco desaprovechado, no hay ningún objeto convencional, en fín ni falta ni sobra nada.

Casa Solé, fantasía hecha realidad, foto: J.L.Soba

Fantasía hecha realidad, foto: J.L.Soba

Con el tiempo adquirimos amistad con la familia y siempre que subíamos a Torrecilla nos recibían con gran cariño, el Sr Juan me llamaba con cariño “El Fosilero” por una jornada cogiendo fosiles que pasé en Torrecilla con su hijo Pepe. Poco a poco valoramos en su justa medida la obra de este gran hombre, pues cada vez surgían nuevos matices que anteriormente se nos habían escapado, su creativa bodega, su escalera hecha con los caballetes de haya del antiguo taller, los cuadros del Sr Juan que te sugerían pensamientos de otra dimensión y que pintaba en la zona del tejado que tenía habilitada entre chimeneas y hermosas vistas.

Escudo de armas de los Solé, estudio y diseño: J.L.Soba

Escudo de armas de los Solé, estudio y diseño: J.L.Soba

Tuve el placer de hacerles el estudio y diseño del escudo del apellido Solé, que el Sr. Juan desconocía, y se lo dibujé a un tamaño grande por si quería hacer alguna versión genial de las suyas, pero el hombre ya no estaba para ello.

Finca de los Solé en Ctra El Cristo, Logroño, cuadro de Juan Solé Carbonell

Finca de los Solé en Ctra El Cristo, Logroño, cuadro de Juan Solé Carbonell

Estuvimos también en la hermosa y genial finca que la familia tenía en la carretera del Cristo en Logroño. Todos los que hacíamos el entonces habitual recorrido hasta la ermita o monte El Cristo, nos parábamos en la entrada a la finca, donde el padre hizo un poético y desgarrador homenaje a su hija Nuria, a la izquierda verso a la Virgen de Nuria, en el centro, la reja de entrada, a la derecha verso a la Virgen de Montserrat.                                 Junto a la original casa, el libro –cama en piedra donde Juan dormía la siesta, la fuente en cascada iniciando el recorrido de la alberca entra nenúfares, plantas aromáticas de todo tipo y una expléndida huerta.
Conocimos su piso en un edificio de la calle Murrieta de Logroño, esquina con Navarrete El Mudo, (donde Juan y su padre realizaron unos preciosos estucos que en una reforma posterior se taparon) en la que nacieron Jaime y Pepe, con un gran mirador a un patio arbolado que era un privilegio en pleno centro de Logroño, entre libros, revistas y recuerdos familiares.

Cuadro de Juan Solé Carbonell

Hacia la luz, cuadro de Juan Solé Carbonell

El 22 de Enero de 1997 moría a los 85 años D. Juan Solé Carbonell, Maestro Estucador nacido en Cataluña pero que vivió como un riojano más, al que tuve el honor de conocer y que al igual que su mujer la Sra Luisa y su hijo Pepe siempre nos han demostrado a mi familia y a mi gran afecto. Que esta humilde reseña sirva de homenaje a todas esas personas que como Juan Solé, casi en el anonimato, hacen y han hecho de nuestros pueblos y ciudades unos lugares más bellos y agradables para vivir.

José Solé Gil, en Casa Solé, agosto de 2014, foto: J.L.Soba

José Solé Gil, en la sala de lectura, en  agosto de 2014, foto: J.L.Soba

Este mes de agosto de 2014, hemos podido comprobar con alegría como su hijo Pepe, al que agradezco su total colaboración, ha sabido cuidar y mantener en perfecto estado el legado que ha heredado de su familia y sólo deseo que los demás hagan lo mismo con todo el legado público que los Solé han dejado en La Rioja y alrededores.

José Luis Soba

Esta entrada fue publicada en La Rioja, Mis cosas y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

12 respuestas a Torrecilla en Cameros, Casa de Solé el genio catalán del estuco.

  1. Piti dijo:

    Hola Luis. Me ha encantado este trabajo de la familia Solé, en concreto el Sr. Juan y la Sra. Luisa.Como muy bien has comentado, el sr. Juan hacía un arte de todos sus trabajos. Tuve también la suerte de visitar en varias ocasiones su finca de la Carretra del Cristo y toda ella era un museo desde su entrada hasta el jardín con su fuente de nenúfares. Gracias por ensalzar la figura de un artista y sobre todo un hombre bueno.
    Un abrazo. Luis.

  2. Iris Iris dijo:

    Felicidades por el artículo de la familia Sole Gil
    Cuando lo lees, todos los que hemos tenido la suerte de tener relación con esta familia recuerdas cada uno de los segundos vividos con ellos y aquellos que no han tenido dicha suerte, han podido descubrir su arte tanto artístico como personal.
    Mis primeros pasos como personita, los di en la finca de la Ctra del Cristo, «la huerta» como la llamábamos; nunca fui muy habilidosa con el dibujo, pero recuerdo el despacho del tío Juan, con su gran mesa y allí, todos mis garabatos se convertían en grandes obras, ya que guardaba cada uno que hacia, y ¡las meriendas que preparaba la tía Luisa!
    Hoy son mis hijos los que disfrutan de esos recuerdos cada vez que nos reunimos.

    Gracias
    COSA

  3. Jaume Gispert Font dijo:

    Joan Solé, primo de mi padre, Jaume Gispert.
    Yo conocí a la familia Solé en una fiesta que organizaron con motivo del aniversario de la empresa. Mi familia fue invitada a asistir a este acontecimiento en Logroño i esto permitió que nuestras familias reanudaran sus relaciones interrumpidas por la lejanía.
    Recuerdo con alegría conocer a la familia. A Joan con sus genialidades, a Luisa con su buen carácter y sus guisos, (siempre recordaré sus pochas con chorizo) y a sus dos hijos Jaime i Pepe. También recuerdo al hermano de Joan con esposa e hijas de los que nunca más he tenido noticias.
    La cordialidad i el cariño fueron el ambiente de aquella reunión.
    Las conversaciones de mi padre con Joan hablando de sus respectivos oficios, mi padre era herrero; de la Huerta tan especial y bella que a mi me recordaba a Gaudí.
    De los paseos por Logroño con sus hijos i amigos…
    De aquella visita quedó un poso que se traducía en un intercambio de presentes por Navidad. Estos presentes, ahora que ni Joan y Luisa ni mis padres viven, aun perduran en el tiempo. Cada año Pepe i nosotros nos felicitamos mutuamente y mantenemos la tradición.
    Pepe, gran anfitrión, en unas vacaciones que fuimos con unos amigos a Logroño nos recibió con los brazos abiertos enseñándonos, entre otras cosas, la casa en Torrecillas que yo recordaba en obras cuando Joan la estaba haciendo. Tuvimos la gran experiencia de poder ver y estar en esta maravilla de un genio que era Joan.
    Una familia como ninguna que con tu reportaje he recordado con mucha alegría y sentimiento. La amistad sigue a través de Pepe
    Muchas gracias

    Jaume Gispert

    • Hola Jaume, me causa gran alegría ver cuanta gente quería y quiere a esta familia y valora el genio creativo del Sr. Juan. Es de justicia y deber de quienes le conocimos, dejar constancia escrita de ello y compensar en parte la crueldad de la piqueta e interés especulativo de algunos.
      Mi mayor satisfación es comprobar que ahora, cuando tecleas en el buscador el nombre de Juan Solé Carbonell, exista testimonio de su paso entre nosotros, cosa que hasta ahora no ocurría y esa fue la causa de esta entrada.

  4. pilar vivar dijo:

    Hola Pepe, buen estucador y mejores personas. OS queremos mucho desde Bilbao, aquí vuestra familia

  5. Hola amigo,
    Mi nombre es Víctor Manuel Sierra.
    Soy estuquista artesano de logroño y llevo unos años luchando por recuperar el oficio de estucador que bien lo merece.
    He leído la historia de este gran maestro artesano al que no tuve la suerte de conocer y del cuál me hubiera encantado aprender muchas cosas.
    Hoy por hoy mi oficio es una parte muy importante de mi vida para mi, en el cual he volcado todo mi empeño.
    Después de realizar varias exposiciones y defender este oficio en diferentes conferencias sigo pensando que es un oficio desconocido por mucha gente y una gran pena que terminara perdiendose.
    Por ello el año pasado comencé a moverme en otros ambientes como es el de la enseñanza y la divulgación de este oficio para que la gente más joven tenga la oportunidad de conocer, practicar y apreciar los oficios tradicionales, para que no se pierda la esencia de lo bien echo y personas como Juan sean recordadas por sus trabajos, ya que yo amando tanto este oficio y habiendo leído tanto sobre él, nunca oí nada sobre este artesano.
    A finales de este año presentaremos un curso en la escuela de patrimonio de Nájera, la cual esperamos lo acepte y sea de su interés, me gustaría mencionar a este señor para que tanto su trabajo como su trayectoria siguieran totalmente vivas.
    Me encantaría si pudiera ser conocer a Pepe y compartir con él nuestros trabajos y conocer más sobre los de su padre ya que no tuve la oportunidad de ver esa exposición que se realizó en Torrecilla.
    Os dejo tanto mi teléfono 620 203 650 como mi correo ardestuco@gmail.com
    Y de verdad espero noticias vuestras.
    Muchas gracias a quien escribió sobre este maestro e hizo que más gente podamos conocer de su vida y sus trabajos.
    Un saludo
    Víctor Mª Sierra

    • Hola Víctor:
      Me alegra saber de tí y de tus inquietudes y amor por ese noble oficio de estucador.
      Yo soy amigo de la familia Solé, conocí al Sr Juan y tube el placer de disfrutar de su compañía e historias, incluso tuve el placer de ser aceptado en su entorno, con el sobrenombre que el me puso de «Fosilero», por la habilidad que según él tenía yo para buscar fósiles por el Serradero de Torrecilla.
      El hablar del Sr Juan en mi blog, creo que era una obligación por mi parte cuando tecleé su nombre en Internet y no aparecía nada sobre él, el hecho de tu agradable comentario, y quen te haya ayudado a conocerle mejor, hace que merezca la pena las dos entradas que sobre el he hecho en el blog.
      Estoy a tu disposición en todo lo que pueda suponer hacer justicia a la labor de D.Juan Solé Carbonell, y cuando hable con su hijo Pepe le hablaré de tí y le daré tus datos por si quiere ponerse en contacto contigo, que creo que sí lo hará.
      Te agradecería que si haceis algo relacionado con D.Juan Solé, me lo hagas saber.
      Namasté José Luis Soba

  6. Hola José Luis ,
    Soy Víctor me alegro de que os gustase el comentario, pero gente así merece ser reconocida y recordada, pues en nuestra conciencia está la inmensa carga cultural que los oficios antiguos tienen en la historia del arte y de nuestro patrimonio artístico y por supuesto las personas que los ejercieron.
    He de decirte que Pepe ya se ha puesto en contacto conmigo y ha sido un verdadero placer.
    Quedamos en que después de las fiestas de San Mateo me llamara para conocernos, charlar un rato, enseñarle mi taller y las cosas que hacemos con la técnica del estuco mármol, más conocida como estuco de yeso.
    Por supuesto estas invitado si te apetece subir con Pepe o tú solo cuando te parezca ,tienes mi teléfono, como ya le comenté a Pepe me gustaría que conocierais nuestro trabajo, cambiar impresiones y contaros los proyectos que tengo en mente que por su puesto incluye conocer y recordar a personas como Juan que con su trabajo y su buen hacer dejaron una pequeña huella en el mundo artístico.
    Muchas gracias por comentarle a Pepe sobre mí y de verdad no dudéis en llamarme, estaré encantado de pasar un buen rato con vosotros.
    Un saludo
    Víctor Manuel Sierra

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s