Y yo pregunto…

Diego Velázquez, La Fragua de Vulcano, 1630, Museo del Predo, Madrid, España.

Diego Velázquez, La Fragua de Vulcano, 1630, Museo del Predo, Madrid, España.

Ayer jueves 1 de mayo, en la radio, televisión y periódico, uno tras otro he oído y leído a políticos, sindicalistas, tertulianos y otros destacados personajes, hablar y escribir con gran soltura, sobre las causas y soluciones a esta situación angustiosa que estamos viviendo.

Y yo pregunto: si no habrá que exigir ya a quién corresponda hechos y no buenas palabras, pues tiempo de reflexionar y buscar soluciones ya han tenido, si no es hora ya de suprimir las castas y privilegios y de dejar de asumir que esto ha sido siempre así.

Y yo pregunto: si he crecido y me he educado en la cultura del reconocimiento a la sabiduría y merecimientos de mis mayores, porqué ahora cuando comienzo a llegar a esa situación, la sensación que nos quieren inculcar es la de marginales.

Y yo pregunto: a propósito de lo anterior, no es una contradicción que los que nos dirigen e imponen esta situación, no sean precisamente jóvenes universitarios con la carrera recien terminada sino prácticamente los mismos de siempre.

Y yo pregunto: vale, de acuerdo asumo el sacrificio de no trabajar yo para que los jóvenes que son el futuro, se inicien en la senda laboral, pero en el raro caso de hacerlo, es trabajando gratis, en precario, o los más preparados, saliendo al axtranjero para que otros se beneficien de lo que todos nosotros hemos invertido en su formación, a cambio de becas o sueldos ridículos.

Y yo pregunto: si a mis 55 años, con formación, experiencia, reconocimiento e inquietud profesional, realizando constantes cursos para ampliar mis conocimientos, saturando de curriculum todas las empresas y redes sociales, salúd bién gracias, hábitos saludables, pasión por la cultura en todas sus expresiones, con ganas de trabajar y enamorado de mi trabajo; yo me pregunto repito, si con este historial no encuentro sitio en el mercado laboral, no tendré algún motivo por pequeño que sea de pensar que el problema no está en mi sino en la gestión de la situación.

Y yo pregunto: si el candidato a presidir la Comisión Europea y ex primer ministro luxemburgués, Jean-Claude Juncker dice: “Sabemos lo que hay que hacer, pero no sabemos cómo ser reelegidos después de hacerlo”, aparte de indignarme, que puedo hacer.

Y yo ya no pregunto, exijo como ciudadano que cumple con sus obligaciones y tiene unos derechos, que a quién corresponda se le exijan las suyas pues veo que sus derechos no hace falta recordárselos.

José Luis Soba

Esta entrada fue publicada en Mis cosas y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s